Washington. Cuando una mujer joven acudió a la oficina de Servicios Familiares de Alabama para denunciar que había sido violada por su padrastro cuando ella tenía 15 años, la defensora Portia Shepherd escuchó algo que “me mató, me sorprendió”.

El padrastro acababa de salir de la cárcel después de haber cubierto una condena por el tema de drogas. En Alabama, al estar prohibido el aborto por este tipo de causales, el padrastro podía pedir la custodia.

“Es la cosa más loca que he escuchado en mi vida, dijo Shepherd. “En el estado la gente se sorprende de que permitamos este tipo de actos”.

Alabama encarcela a los médicos que violan la ley. El aborto, a pesar de haber violación e incesto de por medio, está prohibido. Sólo se permite el aborto en caso de que la vida de la madre corra peligro.

Rebecca Kiessling, abogada antiaborto y quien revela que ella fue concebida por una violación, dijo que las leyes protegen a las mujeres que deciden dar a luz a sus bebés.

Varios grupos a favor del aborto han protestado por esta ley.