Dallas.- El gobernador de Alabama, Robert Bentley, declaró hoy estado de emergencia en toda la entidad, luego de que los tornados provocaron la muerte de unas 53 personas, así como daños materiales en varias comunidades.

"Esto ha sido un evento muy serio y mortal que ha afectado a nuestra entidad y que aún no concluye", dijo ante reporteros, con relación a una de las peores tormentas que ha afectado esa entidad en décadas.

Bently ordenó el despliegue de cientos de soldados de la Guardia Nacional de Alabama a las áreas afectadas para ayudar en la búsqueda y rescate de posibles sobrevivientes atrapados bajo los escombros de casas o negocios.

Alabama fue el estado más afectado este miércoles al haber sido golpeado por dos tormentas, una en la mañana y otra en la noche, con un saldo de 25 muertos en 24 horas, según dijo a la AFP Yasamie August, de la agencia de manejo de emergencia del estado de Alabama.

Un gigantesco tornado, de casi un kilómetro de extensión, pasó sobre la ciudad de Tuscaloosa, mientras otros fenómenos aún recorrían en la noche del miércoles otros sectores de Alabama.

"Algunas partes de la ciudad están literalmente irreconocibles", dijo Walter Maddox, alcalde de Tuscaloosa, a la cadena CNN.

Muchas personas quedaron atrapadas en sus casas, con las puertas bloqueadas por árboles. Las calles quedaron llenas de desechos y escombros.

"Este fue un acontecimiento muy grave y mortal que afectó a nuestro estado, y no ha terminado aún", dijo por su parte el gobernador de Alabama, Robert Brantley.

El servicio meteorológico nacional (NWS, National Weather Service) publicó una alerta en la que advierte del "riesgo elevado" de tornados, granizo, inundaciones súbitas y rayos en ciertas zonas de Alabama, Georgia y Misisipi, en sur del país.

En total, el temporal podría afectar a 21 (de 50) estados del país, en una zona que va desde los Grandes Lagos en el extremo norte hasta el Golfo de México en el sur y en la costa Atlántica.

El NWS dijo que una alerta de tornado se mantendrá hasta las 05.00 GMT del jueves para el sureste de Alabama.

En Birmingham, capital de este estado, el tornado causó una enorme destrucción y devastó una franja al norte de la ciudad donde se veían automóviles volcados y árboles arrancados.

Unas 375,000 personas estaban sin electricidad en todo el estado, dijeron las autoridades.

Otro de los estados más afectados por estas tormentas es Arkansas (centro), donde este miércoles se contaban 11 fallecimientos debido a los tornados y a inundaciones súbitas.

"Hay árboles caídos, cortes eléctricos, casas dañadas (...) y muchas inundaciones en curso", declaró a AFP Renee Preslar, portavoz del Departamento de Emergencias de Arkansas.

Además se contabilizaron al menos cinco muertos en Misisipi y dos en Misuri, según fuentes oficiales.

Masivas tormentas de primavera y cientos de tornados han sacudido el centro y sur de Estados Unidos en los últimos días con lluvias torrenciales e inundaciones que causaron enormes destrozos en propiedades e infraestructura en varios estados de la región.

apr