1. La crisis diplomática entre los gobiernos de México y Bolivia se gestó el 24 de octubre pasado, cuando el subsecretario mexicano para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, escribió el siguiente tuit:

“El gobierno de México felicita al presidente Evo Morales por su victoria; le deseamos el mayor de sus éxitos en su próxima gestión”.

2. La noche del 20 de octubre ocurrió una caída en el sistema del tribunal electoral boliviano. Antes del apagón, las cifras obligaban a una segunda vuelta.

3. Después de varios días de protestas en las calles en contra del fraude, el 30 de octubre Diego Pary, ministro de Exteriores de Evo Morales, anuncia un acuerdo con la Organización de Estados Americanos (OEA) para llevar a cabo una auditoría electoral.

4. El domingo 10 de noviembre, Evo Morales renuncia a la presidencia de Bolivia alegando un golpe, pero oculta la petición que le hizo el principal sindicato del país.

5. México otorga asilo a Morales. El 20 de noviembre declara a la prensa que se siente “arrestado” en el país.

6. El 12 de noviembre Jeanine Áñez asume de manera interina la presidencia de Bolivia; México no la reconoce.

7. El 26 de diciembre, la ministra de Exteriores Karen Longaric exige al presidente de México que respete la soberanía de Bolivia, eliminando su injerencia al mantener en la Embajada a funcionarios con órdenes de aprehensión acusados de delitos de terrorismo y sedición.

8. México anuncia que demandará a Bolivia ante la Corte Penal Internacional por un asedio policíaco en la embajada mexicana.

9. El viernes 27, encapuchados con pistolas intentan entrar a la Embajada de México con diplomáticos españoles.

10. El lunes 30 de diciembre, Bolivia expulsa a la embajadora de México, María Teresa Mercado.