La euforia de las criptomonedas se desató hace un par de años y ha prevalecido particularmente por un factor: sus estrepitosos altibajos en su valor. Sin embargo, el propósito de comprar para especular pareciera estarse esparciendo, dando lugar a nuevos usos de la mano de innovadores productos.

Según el estudio Criptómetro MX18, 35% de los mexicanos que tienen criptomonedas hace uso de éstas para pagos o compras en línea, mientras que 32.5% las adquiere con un propósito de inversión, esperando que su valor suba después, y 15.2% las usa para hacer pagos en establecimientos.

En este último punto ya están trabajando algunos sistemas de pago que además de monedas de uso común y tarjetas de crédito y débito, se pueda pagar con criptomonedas.

Uno de estos sistemas es ComproPago, el cual busca facilitar a los negocios de e-commerce el pago de sus productos por medio de criptodivisas como bitcoin, bitcoin cash, Ethereum, Ripple y Litecoin.

El sistema se lanzó a 700 clientes del sistema (8% del total) que cuentan con tiendas creadas en Shopify, y se tienen otras más que utilizan una herramienta llamada Botón de Pago, la cual facilita a las tiendas que pueden aceptar el pago de sus productos por medio de criptomonedas, explica a El Economista Oswaldo López, CTO de la compañía.

El directivo consideró que los pagos en efectivo están perdiendo atractivo de manera paulatina, por lo que comenzaron a aceptar pagos en SPEI, y fue a partir de plataformas como BitPay y Coinpay que se interesó por el mundo de las criptomonedas.

“Una de las principales preocupaciones en el mundo de las criptomonedas, en lo que a pagos se refiere, es su volatilidad; el precio varía tanto de manera constante que un bitcoin puede subir o bajar en cuestión de minutos, por ejemplo, por lo que sus activos digitales tienen un mayor o menor valor durante el proceso de compra”, dijo.

Por ello, ComproPago se conecta a las casas de cambio de criptomonedas (también conocidas como exchange, como Bitso, Volabit y Ripple en nuestro país), y cuando un cliente quiere hacer un pago, el sistema busca en todas las exchange la que ofrezca el mejor precio. El cliente hace el pago mediante un código QR, o poniendo la dirección a donde irá el pago. Posteriormente, se notifica a la tienda y se acepta el pago.

Actualmente el sistema se encuentra en una fase beta para los clientes de Shopify, y posteriormente mediante una aplicación podrán ver en qué establecimientos se acepta este medio de pago.

Una de las principales consideraciones que deben tener los usuarios es que estas plataformas cobran una comisión, que en el mercado oscila entre 1%, y en el caso de MercadoPago sería de 0.3 a 0.5%, pero varía en función de la volatilidad de la moneda, por lo que con el Ripple, por ejemplo, prácticamente no se pagan comisiones.

Dólares digitales

Otro caso de uso que comienza a extenderse en nuestro país es el de las stable coins, activos digitales que replican el comportamiento de un activo real.

En este contexto, el exchange Bitso recientemente lanzó en el mercado mexicano TrueUSD un proyecto de TrustToken —empresa que cuenta con el respaldo de renombradas instituciones como la Universidad de Stanford, Futurism y Blocktower—, que tokeniza al dólar americano bajo el protocolo ERC-20 de Ethereum.

El proceso de tokenización, según refiere Eduardo Jr Arenas, head of product de Bitso, consiste en hacer una representación de algo sobre un blockchain. En el caso de TrueUSD es hacer una réplica del dólar sobre el blockchain de Ethereum, la cual está respaldada con dólares reales.

“Las cuentas de TrustToken son auditadas mensualmente por una prestigiosa firma de contadores en Estados Unidos para verificar que exista la misma cantidad de dólares depositados en las cuentas que tokens en circulación. TrueUSD es parte de una nueva generación de tokens llamados stable coins, que poseen características muy interesantes, pues tienen menor volatilidad que otras criptomonedas (por ejemplo, bitcoin), y en este caso vincula su precio con el del dólar”, explica el exchange mexicano.

Esta especie de versión digitalizada del dólar tendría dos principales usos: obtener dólares de una manera más rápida y sencilla, y hacer un envío de remesas en dólares a México más ágil.

TrueUSD se compra de la misma manera que un bitcoin: se ingresa al exchange de su preferencia, se hace el registro, se vincula una tarjeta de crédito o débito, y puede adquirir los activos que desee.

Estos activos son una alternativa menos volátil para quienes quieren entrar al mundo de las criptomonedas, sin exponerse a los abruptos altibajos de otras divisas, refirió Eduardo Jr Arenas, por lo cual las stable coins son una opción para tener una moneda estable dentro del ecosistema de criptoactivos.

Bitso lanzó TrueUSD hace tres meses y, a la fecha, el volumen de compraventa ha superado 2.9 millones de dólares.

[email protected]