Al utilizar una tarjeta de crédito, existen algunos términos en los que debemos fijarnos como la tasa de interés, el Costo Anual Total y comprender qué es un crédito revolvente.

A través de su blog de Internet, Banco Base explica que conocer la definición de este concepto puede ayudar a mejorar el manejo de sus tarjetas y diferenciarlo de otro tipo de términos.

Destaca que la única diferencia entre un crédito revolvente y uno convencional, es que este último lo otorgan por única ocasión, mientras que el revolvente consiste en una línea de crédito renovable que no tiene un número fijo de cuotas y que depende de un límite previamente establecido, que se podría considerar como la línea de crédito.

Banco Base ejemplifica que un tipo de crédito convencional es un crédito hipotecario, en tanto uno de tipo revolvente puede ser una tarjeta de crédito o de una tienda departamental.

montserrat.galvan@eleconomista.mx