Si le han llamado de su banco asegurando que detectaron actividad extraña en su tarjeta de crédito o en alguna de sus cuentas, tenga cuidado, se trata de estafa mejor conocida como vishing, alertó Banco Base.

A través de su blog online, la empresa financiera alertó que este tipo de fraude funciona cuando el estafador crea un sistema de voz automatizado casi idéntico al de los sistemas de banca en línea.

Para evitar ser víctima de este delito, Banco Base recordó que durante cualquier llamada telefónica ninguna institución bancaria pedirá información confidencial como NIP, contraseñas o números de seguridad de las tarjetas a sus clientes.

Indicó que si la llamada le resulta sospechosa, es mejor colgar y llamar a los números oficiales del banco, los cuales están publicados en su sitio web, redes sociales, o bien, en el reverso de su plástico.

“No llame a los números que supuestamente proporcionan los falsos ejecutivos, es mejor marcar a las líneas oficiales”, destacó la entidad.

De igual forma, enfatizó que las entidades financieras no solicitan información personal a sus clientes o verificación de sus cuentas ni por mensaje de texto o por correo electrónico.

La institución indicó que si le envían un mensaje con alguna dirección web, pero no está seguro si proviene del banco, lo mejor es ingresar al sitio de la institución escribiendo la dirección directamente en la barra del navegador para evitar ingresar en alguna página fraudulenta.

¿Cómo funciona?

De acuerdo con Banco Base, este tipo de fraude funciona cuando el estafador llama a sus víctimas y les notifica que se han hecho cargos sospechosos en alguna de sus tarjetas de crédito. Se hace pasar por un ejecutivo del banco emisor de la tarjeta en cuestión para asesorar a la persona diciéndole que los cargos están detenidos.

Cuando la víctima confirma que él no ha hecho ningún cargo, el estafador simula transferirlo a otro departamento del banco para verificar ciertos datos y así proceder a la cancelación de los mismos.

La trampa concluye cuando el nuevo supuesto ejecutivo que le ayudará a cancelar los cargos le pide la numeración completa de su tarjeta o de su cuenta eje en el banco, supuestamente para verificar los datos y autorizar la eliminación de los cargos fraudulentos.

Si la víctima cae en la trampa y proporciona estos y otros datos, el ciberdelincuente tendrá carta abierta para hacer mal uso de la cuenta o tarjeta de crédito, ya con todo lo necesario proporcionado por el dueño de la misma.

¿Y si ya fui víctima de vishing?

Si por desgracia ya fue víctima de este tipo de fraude, la plataforma digital especializada en medios de pago Kardmatch expone que lo primero es comunicarse con su banco para explicar lo sucedido, de lo contrario, el usuario podría ser responsable de los gastos realizados antes de hacer el reporte.

Es importante que confirme con el asesor telefónico que no existan compras que no haya realizado, de ser así, levante una aclaración para que el banco abra una investigación.

Durante la llamada con un ejecutivo, solicite el número de folio de su reporte y anótelo en un lugar seguro para futuras referencias o aclaraciones.

Kardmatch señala que aunque no es indispensable, es recomendable que levante la denuncia ante la policía cibernética, que iniciará la búsqueda de los responsables.

Si el saldo proporcionado por el banco no corresponde al precio del cargo no reconocido, puede presentar su caso a la Condusef, donde recibirá atención jurídica especializada.

montserrat.galvan@eleconomista.mx