En ocasiones, al leer el estado de cuenta de nuestra tarjeta de crédito, detectamos cargos o compras que no realizamos, mejor denominados como cargos no reconocidos.

Irene Flores, editora de Contenidos de la comparadora financiera Coru.com, explicó que los cargos no reconocidos se definen como la operación o movimiento que no fue hecho por el titular de la cuenta.

“Cuando una persona ve una compra que no hizo debe presentar una queja como cargos no reconocidos, son gastos que el tarjetahabiente simplemente no hizo o autorizó”, detalló.

La especialista señaló que este tipo de situaciones se deben a varios factores como clonación del plástico, robo de identidad o de datos, robo o extravío del plástico o alguien hizo mal uso de éste.

Enfatizó que en algunos casos se puede tratar de errores del comercio donde se compró y se pudo hacer un cobro doble.

Flores agregó que los cargos más frecuentes son por montos menores de 10,000 pesos.

“Hay una modalidad de robo pequeño, entonces, es cuando más atento debe estar el usuario”, advirtió.

En tanto, Juan Pablo Zorrilla, director de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, puntualizó que nuestro país ocupa entre el segundo y tercer lugar con mayor fraude con tarjetas de crédito a nivel mundial.

¿Qué hacer?

La especialista de Coru.com explicó que una vez que el usuario detectó estos movimientos tiene que realizar tres pasos.

El primero es revisar y analizar si realmente se hizo ese cargo, pues en ocasiones puede ser que el usuario no recuerde haber hecho alguna compra.

“Hay ocasiones en que al momento de adquirir un artículo o servicio, en la figura fiscal no corresponde el nombre de la tienda con el nombre del cargo que aparece en el estado de cuenta, entonces, aparentemente puede ser que no entró a comprar ahí, pero en realidad sí lo hizo, porque el nombre comercial es mucho más corto y resulta que el nombre fiscal que aparece en el estado de cuenta es otro, pero es el mismo monto y la fecha”, explicó.

Si después que revisó y se cercioró de que efectivamente no hizo ese movimiento, el tarjetahabiente debe llamar a su banco para solicitar una aclaración por cargos no reconocidos y solicitar que cancelen el plástico para evitar que sigan haciendo mal uso de él.

“Se puede tener el plástico y si detecta cargos sospechosos, debe llamar al banco y que le inhabiliten al plástico”, dijo.

El tercer paso es solicitar la aclaración de un cargo no reconocido. La especialista indicó que por disposición federal, deben tardar dos días hábiles para resolver la situación del cliente.

“Una vez que el cliente solicita la aclaración, el banco inicia una averiguación directamente con el comercio para aclarar la correspondencia del cargo y la queja para con ello descargar responsabilidades”, indicó.

Posterior a este tiempo, la institución bancaria le informará sobre la resolución de la solicitud indicándole si procedió o no, y en caso de que salga a su favor, hacer el reintegro del monto hecho.

Zorrilla señaló que existe un área específica dentro de las instituciones bancarias que se encarga de revisar, en particular, este tipo de situaciones.

Manifestó que el cliente debe estar atento al tipo de tarjeta y cómo será el seguimiento al cargo no reconocido y agregó que es importante solicitar el folio de bloqueo del plástico y de atención del cargo no reconocido, lo cual servirá como futura referencia de que se hizo la solicitud.

¿Y si no resuelve a su favor?

En caso de que la resolución salga negativa y el banco insista en que el usuario sí realizó esos movimientos, el titular tendría que emprender otra aclaración a la institución bancaria, pero se trata más de una querella, porque no está de acuerdo.

Adicional a esto, puede presentar una queja contra el banco en la Condusef.

“Si la resolución del banco no es la favorable, se puede presentar una queja contra éste ante la Condusef y, en ese caso, que quede el antecedente de que el cliente no está satisfecho con la resolución”, indicó el directivo de Resuelve tu Deuda.