Los seguros son una herramienta fundamental para garantizar nuestra estabilidad financiera o la de personas cercanas ante imprevistos; sin embargo, éste es un producto al que algunas personas podrían no tener acceso o hacerlo a costos más altos, no por un impedimento para solventarlo, sino por cómo se ganan la vida.

Por ello, para trabajadores que portan armas de fuego o quienes se exponen a ambientes peligrosos como una construcción, podría ser más difícil acceder a un seguro de vida o de gastos médicos por el riesgo que suponen estas actividades para las aseguradoras.

Las personas generalmente pueden acceder a dos tipos de seguro: al de vida y al de gastos médicos. La protección es muy importante para una gama de profesiones, y a veces entran en la categoría de estándar, un trabajo normal, pero hay ocasiones en las que empiezan pequeñas variaciones dependiendo de la ocupación , explicó Eloy López, director de Previsión Financiera Integral.

A los policías particularmente les resulta difícil acceder a un seguro de vida, y a ellos se suman profesiones similares como los guardaespaldas y custodios de valores, quienes por lo general no pueden contratar un producto de vida de manera individual, pero sí mediante su empresa, que puede otorgar esta protección como una prestación.

Estas coberturas grupales, como seguros de vida, se calculan en el momento de la contratación por el departamento de selección de cada aseguradora y, por tanto, no tienen un precio fijo. Dependiendo de las condiciones a las que se expone el grupo de asegurados, y a la cantidad de éstos, la compañía fijará un precio o se abstendrá de protegerles.

Por ejemplo, el gobierno de la Ciudad de México, por lo menos hasta el año pasado, a sus policías les daba un seguro de vida básico que quizá llegue a 250,000 o 500,000 pesos, pero lo tiene contemplado, en teoría , agregó el especialista.

Por otra parte, para las profesiones a las que se asegura con un costo adicional, o extraprima, este monto se calcula con base en el cuestionario que el asegurado conteste, y de acuerdo con las políticas de cada aseguradora.

Aunado al rubro de seguridad, actividades que involucren la visita a construcciones, el manejo de químicos o materiales peligrosos o traslados en motocicleta, pueden ser sujetos del cobro de una extraprima por las mismas condiciones de aseguramiento que otras personas, o no son asegurables en ciertos riesgos, de acuerdo con López.

Esta información coincide con el documento Occupational ratings guide for insurance de MLC Masterkey Business Super, el cual refiere que profesiones que brindan servicios armados, e incluso buceadores o cazadores, pueden no son asegurables debido a que es difícil determinar el nivel de riesgo adecuadamente.

Seguros médicos, con revisiones más exhaustivas

Además del seguro de vida, la cobertura de gastos médicos es otro producto que encarece o es negado a algunas ocupaciones por su riesgo, y a consideración del especialista, la elección de las personas asegurables es más minuciosa en estos casos.

Creo que es más difícil la elección de un seguro de gastos médicos porque una enfermedad tiene que ser pagada durante más años; en un seguro de vida el asegurado muere, le pagan lo que habían pactado y llega a un monto máximo, pero si se enferma y dura mucho tiempo el padecimiento, como una enfermedad crónica, la aseguradora tendrá que pagarle más , detalló.

Los criterios para los seguros de vida y los de gastos médicos son distintos, ya que en el primer caso preocupan todas las actividades que podrían aumentar el riesgo de muerte, y en gastos médicos cualquier actividad o trabajo que pueda aumentar el riesgo de enfermedad.

Si alguna vez ha contratado algún seguro, probablemente tenga una idea de cómo las aseguradoras definen cuánto riesgo les representa cada asegurado, ya que mediante el cuestionario realizado al cliente previo a la firma de la póliza es en el que se recaba la mayor parte de la información que les servirá como guía para determinar el costo de la cobertura, e incluso como prueba de que una persona ha declarado la verdad.

Algunas de estas preguntas van desde la edad y hábitos como si es fumador o no, hasta si viaja con frecuencia y en qué tipo de aviones (comerciales o privados).

Entre las profesiones que son particularmente vulnerables en gastos médicos, además de las ya mencionadas, destacan los toreros, boxeadores, bomberos y luchadores. Regularmente es difícil que a estas personas les den un seguro de vida y de gastos médicos, o que les cubra al menos su profesión; lo que sucede fuera de ella sí está cubierto , agregó López.

[email protected]