Comprar una vivienda es uno de los compromisos financieros más importantes que cualquier persona puede hacer. Los gastos que rodean la adquisición de un inmueble no se limitan al precio que pagaremos por la propiedad; existen otros gastos adicionales que en ocasiones no están contemplados en el valor del inmueble y que es necesario efectuar para dar certeza de la operación.

Como parte del papeleo para garantizar la validez de la compra se deben realizar varios trámites como la escrituración de la vivienda y el pago de impuestos correspondientes, este proceso es gestionado por un Notario público y se le conoce como gastos notariales.

Conocer cuáles son los gastos extra en el proceso de compra de una casa y lo que pueden representar ayudará al comprador a considerar un presupuesto más alto antes de iniciar el proceso de compra de una casa.

De acuerdo con información del Colegio Nacional de Notarios Públicos, el valor de la escrituración de una vivienda depende de la entidad en donde se adquiera, pero en promedio oscila entre 4 y 7% del valor total del inmueble.

Alfredo Gabriel Miranda Solano, Notario público 144 de la Ciudad de México, explicó que los gastos notariales engloban los impuestos y derechos que se tienen que pagar para la escrituración de una vivienda, así como los gastos que implican estos trámites y los honorarios del notario por ejercer sus servicios.

“Todo estas operaciones y trámites hacen que el Notario sea parte integrante fundamental en un acuerdo traslativo de la propiedad”, afirmó.

¿Qué engloban?

Estos gastos son independientes del precio pactado por la compra de cualquier inmueble y los Notarios son los encargados de dar fe y validez de la transacción, así como hacer la gestión correspondiente.

El experto destacó que los gastos notariales incluyen todos los trámites a realizar para poner orden la documentación respecto al cambio de propietario y los costos que ello conlleva.

Los honorarios se determinan en función del valor de la propiedad involucrada, por lo que los costos son variables de acuerdo con el estado del país en que se realice la operación. 

Del monto total que se le pague, el notario afirmó que aproximadamente 85% se destina al pago de impuestos, derechos e inscripciones como el Registro Público de la Propiedad, libertad de gravamen, constancias y Prediales; mientras que el restante es por el pago de sus servicios.

Como parte de la gestión notarial, el abogado destacó que lo primero que se realiza es la escrituración de la vivienda, este documento es de suma importancia ya que reconoce al comprador como el nuevo propietario de la vivienda de forma legal.

El costo de una escritura pública varía de según la localidad donde se encuentre el Notario público. De acuerdo con el Colegio de Notarios de la Ciudad de México, este gasto al comprar una casa llega a tener un costo de entre 4 y 7% del valor del inmueble, es decir, al comprar una propiedad con un valor de un millón de pesos, es necesario pagar una escritura pública entre 40,000 y 70,000 pesos.

También se pagan impuestos

De acuerdo con el Notario, también se debe hacer el pago de impuestos correspondientes. El principal gravamen que se paga es el Impuesto sobre la Adquisición de Inmueble, el cual se debe cubrir cuando una propiedad es transferida a otro dueño a través de una transacción de compraventa.

El impuesto sobre adquisición se obtiene sacando el valor más alto entre el valor catastral (que aparece en la boleta Predial), el valor comercial y el precio de compraventa de la propiedad, el que sea más alto de los tres será sobre el que se pagará el impuesto, también conocido como ISAI

El notario capitalino señaló que esta es la parte más costosa de los gastos notariales. Al pagar una escritura 60 o 70% se destina al pago de ese impuesto.

Derechos

Miranda explicó que además de los impuestos se deben pagar derechos, los cuales incluyen el certificado de libertad de gravamen, no adeudos por agua, Predial, constancias de zonificación y de uso de suelo e inscripción en el Registro Público de la Propiedad.

Los derechos del registro es aquella valuación y reconocimiento que se realiza ante el Registro Público de la Propiedad para garantizar legalmente que una propiedad es de una persona ante una transacción de compraventa.

montserrrat.galvan@eleconomista.mx