A partir de hoy México vivirá una nueva era con la actualización diaria de los precios de la gasolina, pues por más de siete décadas los precios se fijaban con fines políticos y administrativos para solventar más de una tercera parte de las finanzas públicas.

La meta es que en el 2018, todo el país conviva con precios que vayan fluctuando conforme a la oferta y demanda, tal como funciona el mercado cambiario, indicó Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para lograrlo y que el golpe no sea tan duro para los consumidores que estaban acostumbrados a precios fijados por el gobierno federal, la dependencia realizará intervenciones en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para suavizar la volatilidad que se percibe en el tipo de cambio y en el precio internacional de las gasolinas.

Para que haya éxito en este proceso de transición y en lo que la gente se va acostumbrando a este nuevo mercado de combustibles, es necesario que haya un cierto grado de suavización (...) Estamos sacando las manos de una manera transicional, es un cambio importante en el que tenemos que ir adelante con él , expuso en una reunión con El Economista.

En la víspera de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) diera a conocer los precios de la Magna, Premium y Diesel para este martes, el funcionario comentó que, en la nueva fórmula que se utilizará para el cálculo de los combustibles, se agregó una parte que considera los precios diferenciados de distribución y logística por cada región.

Si no se reconocía el costo real de llevar el combustible a cada una de las regiones, las inversiones difícilmente se darían. Los componentes del precio de la gasolina son: el precio de la molécula que es el precio de la gasolina internacional , tipo de cambio, margen, impuesto y el costo de distribución y logística por regiones .

Destacó que la intervención de Hacienda se da justamente en el IEPS y no en los precios de referencia, ni el tipo de cambio o en las demás variables. Solamente en la parte del IEPS es donde hacemos la suavización para que, al que vaya a importar, refinar, producir y vaya a vender combustible se le reconozcan los costos de logística y distribución, y no tenga una afectación .

Pondrán lupa para ?evitar abusos

Refirió que, para evitar distorsiones o abusos en el mercado, como el hecho de que algunas gasolineras no cobren el precio determinado, se trabajará de cerca con Petróleos Mexicanos (Pemex), la CRE y la Profeco.

Al momento de que Pemex venda el combustible a las estaciones de servicio, lo tiene que hacer a los precios establecidos, ya sea un alza o una baja y eso tiene que reflejarse en toda la cadena de servicios .

Messmacher recordó que este proceso no es tan nuevo para algunas regiones del país, especialmente en los estados que colindan con la frontera de Estados Unidos, ya que por aproximadamente dos décadas, los precios de los combustibles se ajustaban a los que se observaban a nivel internacional.

Hace dos décadas (en la frontera) funcionaba este esquema de homologación con Estados Unidos, donde cada semana se cambiaba el precio y a lo largo de un año se podían observar variaciones de pesos, y la gente estaba acostumbrada porque sabía que obedecía al precio internacional y el tipo de cambio (...) Nosotros estaremos suavizando algunas fluctuaciones .

Calificadoras ven positivo proceso de liberación

Con respecto a las reacciones de las calificadoras sobre esta intervención, Messmacher aseguró que si bien Moody’s mantiene una perspectiva Negativa del país y hará una revisión en abril o mayo, la liberación de los precios de la gasolina y el diesel se ha tomado como positiva.

Era importante mandar señales de que tiene que haber solidez fiscal en este contexto. Si no continuábamos con la apertura, se hubiera generado un deterioro en las finanzas públicas, lo cual nos llevaría a una calificación crediticia del país menor. Esto seguramente pudo ser más dañino que cualquier impacto sobre el ajuste de los combustibles .

Remarcó que, para mandar una buena señal a las calificadoras, era importante asegurarles que cumplirán con sus metas fiscales como un superávit primario de 0.4% del Producto Interno Bruto y un déficit de 2.9 por ciento.

En ese sentido, sí era bien importante el que nosotros aseguráramos que vamos a cumplir con las metas fiscales pasara lo que pasara. El proceso de apertura en el que pasamos de tener un monopolio estatal hacia un sector de combustibles con competencia plena, es un ajuste estructural que es positivo para la economía, y las calificadoras no lo ven mal .

Entonces, concluyó, en la medida en que este proceso de suavización sea para proteger y promover que se dé el cambio completo para el 1 de enero del 2018, la visión de las calificadoras será positiva.

Remanentes del Banxico, intocables para suavizar precios: Messmacher

En caso de que en este año se reciba un remanente de operación por parte del Banco de México (Banxico), estos recursos no se utilizarán para intentar suavizar los precios de la gasolina y el diesel, aseguró Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Hay una posible sorpresa positiva que tienen presente las calificadoras y es que este año volviese a haber un remanente del Banxico, entonces, en ese sentido no estamos planeando que el remanente del Banxico se utilice en ningún grado para suavizar precios del combustible, pues por ley tendría que destinarse a bajar deuda y a los fondos de estabilización , expuso en una reunión con El Economista.

Refirió que los precios de los combustibles se suavizarán con los ingresos excedentes que obtenga el gobierno federal por la venta del petróleo. Los excedentes no serán mayores a los remanentes. No se tomará nada para fondear la parte del impuesto que se moverá para ajustar los precios de los combustibles .

Enfatizó que, aun cuando no se diera el remanente, la Secretaría de Hacienda de cualquier forma deberá cumplir con la meta de déficit (2.9% del Producto Interno Bruto), por ello vamos a procurar que nunca nos cueste más de lo que pudiéramos tener de excedente petrolero. Si se da el remanente, entonces podríamos llegar a que el déficit fuera más bajo al que originalmente proyectamos .

Reconoció que ante las intervenciones que pudiera hacer Hacienda a lo largo del año, lo más probable es que al cierre del 2017 se observen niveles un poco más bajos en recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

Desde enero se intervino

Messmacher comentó que las intervenciones de Hacienda se realizaron desde el primer mes del año, sólo que se observó un mayor impacto en el incremento de los precios debido a que se acumuló el impacto de la volatilidad en el tipo de cambio y el precio de la gasolina internacional que se vio en el último trimestre del 2016.

De septiembre a inicios de enero se nos acumuló toda esta presión tanto por tipo de cambio como por el precio de la gasolina, y una parte de esa desviación necesitábamos reflejarla en el precio de enero .

Hizo énfasis en que desde enero se hizo cierto grado de suavización, pues en vez de subir 3 pesos el combustible, sólo se incrementó en dos pesos. Incluso, refirió que tal fue el impacto de la volatilidad en estas variables que en los peores momentos se pudo haber observado un incremento de 30 por ciento.

Lo que hicimos es que, con la volatilidad en el precio del crudo y el tipo de cambio se obtuvieron excedentes, entonces la decisión fue que esa parte se utilizaría siendo responsables fiscalmente, de tal manera que no nos gastáramos más del excedente .

[email protected]