La Comisión Nacional para la Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sugiere a la población que antes de solicitar un préstamo en una casa de empeño se informe sobre los establecimientos a los que planea acudir.

Empeñar puede realmente sacarte de un apuro, pero es mucho mejor esforzarse por tomar medidas preventivas y evitar caer en la posibilidad de perder tus bienes o patrimonio familiar , destaca el organismo en el más reciente número de su revista mensual Proteja su dinero.

Asimismo, a través de su cuenta de Twitter, recomienda a los usuarios comparar como mínimo tres casas de empeño antes de decidirse por una.

Para ello, en su portal de Internet, expone un cuadro comparativo en el que contrasta el tipo de préstamos, tasa de interés, características, requisitos, plazos, refrendos y si se tiene el registro ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) de distintas casas de empeño.

Asimismo, el organismo invita a que el usuario revise en la página del Buró de Crédito si el contrato de adhesión de la casa de empeño cuenta con registro ante la Profeco, lo cual, por ley es obligatorio para estos establecimientos.Los conceptos, cargos, términos y condiciones del empeño deben estar bien establecidos en dicho contrato y ser bien revisados, toda vez que, de acuerdo con la Profeco, de ello dependerá cuándo se devolverá la prenda al consumidor, así como la pena convencional que deberá pagar en caso de incumplimiento de sus obligaciones y otras especificaciones.