El veloz avance de la tecnología ha influido para que la manera en la que realizamos diversas actividades cotidianas cambie, centrándose cada vez más en soluciones a las que podemos acudir mediante nuestro celular, desde pedir una pizza o un servicio de taxi hasta consultar movimientos en nuestros estados de cuenta.

De manera más reciente, se ha buscado mejorar la realización de pagos y transferencias desde nuestro smartphone, rubros que las tecnologías financieras (en inglés, fintechs) han buscado atender y dinamizar alrededor del mundo, y en los que la inversión recibida se ha cuadruplicado del 2013 al 2014, desde 4,000 hasta más de 12,000 millones de dólares, según el Foro Económico Mundial.

El objetivo de las fintechs es hacer finanzas a través de plataformas tecnológicas, y en primera instancia se diferencia de la banca por Internet dado que este último es simplemente de consulta; no tiene como objetivo elaborar ningún tipo de operaciones a través de plataformas de tecnología , comenta Jorge A. Ortiz, presidente de Fintech México A.C.

Mejorar y reinventar servicios

Está claro que la revolución digital en los servicios financieros está en marcha, pero el impacto en la banca actual por parte de los jugadores no está tan bien definido, advierte el documento The Future of Fintech and Banking: Digitally disrupted or reimagined?, de la consultora Accenture.

La alteración digital tiene el potencial para reducir el tamaño de la relevancia de los bancos de hoy y, de manera simultánea, ayudan a crear servicios mejores para usted como consumidor, más veloces y baratos, que los hacen una parte aun más esencial de la vida cotidiana de las instituciones y los individuos, añade el estudio.

Las fintechs no pretenden ser instituciones o bancos como tal, pero sí proveer servicios financieros. Es un poco simple: se trata de poder tener tu dinero en un dispositivo móvil o alguna plataforma tecnológica (...). Es mucho más fácil de bancarizar a la población a través de estas tecnologías , refiere Ortiz.

El sector de los pagos, donde se busca reducir los costos de procesamiento, y el de banca y finanzas corporativas (cuyo objetivo es complementar o reinventar las prácticas bancarias y de finanzas corporativas tradicionales tales como la emisión de préstamos, la banca móvil y contabilidad de las empresas), son los dos rubros dentro de las fintechs en los que más se invierte actualmente, puntualiza el reporte Finance & Technology: disruptive innovation in the finance industry, de Swissnex Boston

No obstante, otros campos donde las tecnologías financieras tienen presencia es en los mercados de capitales (para facilitar la compra y venta de valores financieros para profesionales); los análisis de grandes bases de datos para asuntos financieros como la gestión de riesgos, detección de fraude y monitoreo de crédito, así como la gestión de las finanzas personales (manejo de carteras de activos, presupuestos personales y pago de impuestos).

En México, si bien se puede hablar de una industria, ésta viene de la mano de emprendedores más que de entidades bancarias.

El boom como industria data de hace pocos años, por lo menos en el concepto. En otros países ya hay otros competidores fuertes (...); en México, no podríamos hablar de un jugador clave (como lo fue PayPal en un inicio para el mundo), aunque creo que ya hay fintechs bastante sólidas en su planteamiento de negocio y tecnología desarrollada , indica Ortiz.

Algunas de estas empresas son Kubo Financiero, que además de otorgar créditos ya ofrece servicios de inversiones; Bankaool, que evolucionó de las agrofinanzas a constituirse como el primer banco 100% digital; Mimoni, que también ofrece servicios de préstamos, y Clip, que atiende el sector que busca dinamizar el pago con tarjeta en pequeños comercios.

Por lo regular, para acceder a los servicios que ofrecen estas plataformas se requiere un registro, en el que la información proporcionada es verificada por la misma entidad, y le pueden hacer llegar una tarjeta de débito para comenzar a hacer uso de los servicios.

Algunas requieren un depósito inicial mínimo, y algunas ofrecen otros servicios que requieren de más documentos.

Los bancos deberían voltear a ver a las fintechs, buscar asociarse con ellas. Ofrecen propuestas innovadoras, frescas, y que a los bancos les cuesta mucho trabajo implementar por todos los procedimientos. Ellos serían un proveedor de infraestructura, así no se atrasa el desarrollo de las fintechs en México , advierte Ortiz.

Confianza, aún rezagada

Como cualquier nueva tecnología, la que engloba el manejo de las finanzas aún sufre de cierta desconfianza por quienes aún no son usuarios, como indica 32% de los mexicanos de una base de encuestados para el estudio Banca Electrónica 2013 , de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

En este sentido, Ortiz recomienda que para hallar aplicaciones serias, busque aquellas que pongan a disposición del público contratos y convenios de confidencialidad y que aseguren un correcto uso de su información.

Asimismo, recomienda que haga un poco de investigación y busque opiniones de usuarios, y de qué comercios aceptan pagos con la plataforma de su elección.

Innovación en la palma de su mano

Cada vez más emprendedores mexicanos buscan atender necesidades financieras específicas a través de las fintechs, y si usted es de los que no suelta el smartphone, quizá sea una solución dinámica para el manejo de su dinero:

  1. Las fintechs ofrecen servicios como pagos electrónicos, préstamos e inversión en línea, así como transferencias y gestión de presupuesto.
  2. Para cerciorarse de que acude a un servicio de confianza, verifique que ponga a disposición contratos que aseguren el correcto manejo del uso de su información.
  3. En México, existe una baja penetración de estos servicios, a pesar de que las tecnologías ya están dadas, advierten expertos.
  4. Kubo Financiero, Bakaool, Mimoni y Clip son algunos de los servicios mediante los cuales se pueden obtener préstamos online, ahorrar e incluso invertir algún excedente.

[email protected]