Después de la Semana Santa, muchas personas acuden a las casas de empeño a solicitar préstamos para sobrellevar los gastos diarios tras los desembolsos realizados durante el periodo vacacional.

Así lo demuestra el aumento de 10 a 15% en la colocación de préstamos prendarios durante las temporadas pico , según estimaciones de Roberto Alor Terán, director general de grupo Prendamex.

Aunque el sector estima colocar en el 2011 una cifra de crédito muy similar a las del 2010, espera tener mayor demanda en zonas marginadas luego de que las casas de empeño tienen mayor participación en aquellos lugares que no tienen acceso a los servicios financieros.

Se van a colocar alrededor de 40,000 millones de pesos de préstamo prendario a nivel nacional , precisó Adolfo Vélez, presidente de la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace).

En conferencia de prensa, el directivo de Prendamex reconoció que si bien es caro el servicio que ofrecen las casas de empeño, este costo está relacionado con los costos de aseguramiento de las prendas de los clientes.

Así, en caso de asaltos u otras situaciones de inseguridad, el valor de los artículos de los clientes no se pone en peligro.

En algunos casos, los costos de seguridad representan hasta 80% de los réditos que cobran las instituciones , detalló Alor Terán.

ORO IMPACTA A CASAS DE EMPEÑO

Los niveles récord en el precio del oro impacta a las casas de empeño y podría representar una amenaza para el sector, pues si bien incentiva la demanda del préstamo prendario, también dificulta la recuperación de las piezas y la gente prefiere venderlas.

Además, el Director General de Prendamex dijo que ante esta situación las casas de empeño están cambiando la proporción de piezas que reciben, reduciendo el porcentaje de oro, que es de 85%, y elevando el de aparatos electrodomésticos.

Empresas patito

El costo de acudir a una casa de empeño patito puede ser muy alto, tanto por intereses como por seguridad de sus artículos empeñados.

La recomendación es fijarse que la casa de empeño esté registrada ante la Profeco y cuente con el permiso correspondiente. Debe haber información suficiente sobre la tasa de interés que se está cobrando y el usuario debe fijarse que la institución cuente con un seguro para que en caso de algún percance el cliente pueda reclamarlo con el fin de recuperar el valor de su prenda.

Eso está claramente definido en el contrato, detalló el Presidente de la Anace.

[email protected]