El reciente Reporte Nacional de Inclusión Financiera explicó que el uso de nuevas tecnologías ha permeado en el mundo financiero y es así como se incorporan puntos de acceso nuevos como la banca electrónica; ésta tiene como medios de acceso dos dispositivos específicos: uno de ellos es a través del uso de un celular (banca por celular) y la otra es a través de alguna computadora o un celular que tenga la peculiaridad de acceder a su cuenta bancaria a través de los portales de Internet de las diferentes instituciones financieras.

Dada la comodidad de realizar ciertas operaciones a través de un celular, estos canales han evolucionado en el tiempo y ahora incluso es posible obtener un crédito, un seguro o adquirir un producto de inversión a través de estos mecanismos , se lee en el reporte.

Sin embargo, Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) refirió que antes de comenzar a usar la aplicación de su banco es necesario que las personas conozcan los servicios que ofrecen y se familiaricen con esta tecnología.

Una cosa es hacer operaciones por teléfono, que lo puedes hacer desde el fijo de tu casa, y otra son las aplicaciones de banca móvil , explicó el titular de la institución.

A junio del 2016, se reportaron 8.89 millones de contratos asociados a un número de teléfono celular, lo que representa un crecimiento de 13% en relación con el reportado en junio del 2015.

No obstante, según los expertos, una de las barreras que ha impedido que las personas tengan acceso a la banca móvil es la falta de conocimiento. Es por eso que para el presidente de la Condusef se vuelve una tarea importante explicarle a la gente dónde puede contratarla y cómo manejarla.

Desde la perspectiva de la comisión muchos de estos servicios le permiten contratarlos en cajero automático. Yo creo que lo mejor es que usted acuda a la sucursal por seguridad, ya que en un cajero puede ser víctima de un delito conocido como tallado de tarjeta, lo despojan de su NIP y contratan el servicio sin que lo sepa con otro número de celular y hacer transferencias de su cuenta , explicó.

Para acceder a cualquiera de estos servicios es indispensable tener una cuenta de depósito ligada, refiere el reporte.

Los servicios que podrá encontrar dentro de sus aplicaciones dependen de cada institución financiera. Las más comunes son la consulta de saldo, transferencias a otras cuentas, pago de tarjeta de crédito y servicios, localización de sucursales, transferencias a otros bancos y enviar dinero a personas que no tienen cuentas.

Yo creo que el usuario debe informarse antes de usar y contratar esta herramienta, definitivamente es una tecnología que le ahorra tiempos, costos y esfuerzo; sin embargo, también tiene ciertas medidas de prevención , comentó Di Costanzo.

No se puede forzar al usuario

A pesar de que la tecnología es un facilitador de la inclusión financiera y el futuro de la banca vaya de la mano de ella, no se puede obligar a los usuarios a migrar de una manera definitiva a estas aplicaciones.

No se vale que se trate de forzar al usuario a ocupar estas herramientas tecnológicas, no es el caso, pero cuando uno llega a la sucursal de un banco y acaban de poner una practicaja y quiere hacer un depósito en ventanilla lo mandan a esta caja. Ha habido muchos problemas y quejas de esta herramienta , comentó el presidente de la Condusef.