Cuando va al supermercado siempre es importante comparar los productos que adquiere, con el fin de obtener la mejor calidad y un buen precio. Sin embargo, ¿se ha percatado de que existe un precio distinto para el mismo producto cuando es en la presentación para mujeres?

Una crema corporal, de la misma marca y contenido, pero en su versión femenina cuesta algunos pesos más cara. A esto se le conoce como el impuesto rosa o pink tax.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dicho gravamen consiste en un aumento en el precio de productos dirigidos al sector femenino, a diferencia de los enfocados en el público masculino.

Este aumento en algunas ocasiones se da debido a que las presentaciones de los contenidos son más estilizadas que las versiones masculinas.

“Este mayor precio también se debe a que las marcas invierten más dinero en la presentación de sus productos, empaque, diseño y publicidad, por estar dirigidos a mujeres”, refirió la Procuraduría Federal del Consumidor respecto a dicho gravamen.

Brecha salarial impacta

A lo anterior hay que sumar la brecha salarial que existe en el país, ya que, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), 4.3% de las mujeres encuestadas a nivel nacional dijo ganar alrededor de 13,000 a 20,000 pesos mensuales, contra 6.4% de los hombres que respondió ganar la misma cantidad al mes.

El tema cobra relevancia, ya que al realizar las compras habituales muchas veces el gasto se incrementa en el bolsillo de las mujeres. En la misma ENIF 2018, esto se refleja con 45.3% de las mujeres que respondió que no le alcanzó para cubrir sus gastos con lo que ganó o recibió mensualmente, contra 39.4% de las respuestas negativas de los hombres.

 

Servicios financieros también entran

Por otra parte, los servicios financieros también presentan un aumento en el costo de sus productos; en este caso, los seguros.

De acuerdo con la Condusef, a diferencia del precio de los productos de higiene, la razón del aumento de un seguro femenino es que las aseguradoras parten del supuesto de que las mujeres suelen vivir más años que los hombres.

“Esto también responde a un tema de salud, ya que, a pesar de que vive por más tiempo, es también más propensa a padecer otras enfermedades”, indicó la Condusef.

En este sentido, la comisión realizó un ejercicio con este tipo de productos, con el fin de mostrar el comparativo del costo total de algunos seguros.

Lo mismo, pero más barato.

Ante la pregunta de qué hacer en un mercado donde se presenta este tipo de impuestos, la Condusef destacó que una premisa básica está en comparar tanto productos como servicios antes de contratarlos.

La Condusef indicó que un elemento a considerar es que en algunos casos el mismo artículo es más barato en una tienda que otra.

Por otra parte, la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, explicó que una estrategia en la que podrá reflejar un ahorro en su bolsillo consiste en que, de ser necesario, puede adquirir o consumir la versión genérica o masculina del producto, ya que así obtendrá el mismo producto a un menor costo.

Otra alternativa es que, si compra en oferta o al mayoreo, el impacto de este impuesto rosa se verá reducido, además de que tendrá una mejor organización a la hora de realizar sus compras, mencionó.

En cuanto a los productos infantiles, sugirió buscar artículos neutros, que no estén enfocados directamente hacia niños o niñas.

“El propósito es ayudar a tener una mejor relación con su dinero y evitar caer en gastos que posteriormente no pueda cubrir”, dijo la reparadora de crédito.

[email protected]

impuesto rosa en seguros para mujeres
Costo de seguros para mujeres