Así como hay una temporada ideal para comenzar a planear un viaje, existe un periodo del año en el cual la adquisición de un automóvil de determinadas características puede resultar más barata que en cualquier otra, y ésta es la recta final del año.

Debido a la gran liquidez que hay en el mercado es decir, la disponibilidad de dinero que tiene la gente por los aguinaldos y bonos de fin de año que se recibe, y al cierre de ventas que hacen las empresas, es más factible encontrar automóviles entre 10 y 15% más baratos que en otras épocas del año.

Diciembre es un muy buen momento para salir a comprar un auto porque las empresas están haciendo ofertas y colocando los mejores precios de mercado para poder cerrar su año, entonces tienen acceso a un catálogo de autos más interesante que el que habrá entre enero y febrero, cuando están empezando las planificaciones financieras de las compañías , explicó Carlos García, cofundador y CEO del portal de compraventa de autos seminuevos Kavanka.

Aunado a esto, continuó, entre octubre y noviembre salen nuevos modelos de vehículos en el mercado, lo cual hace que los modelos del año anterior tengan un último golpe en su valor al depreciarse por la venta de versiones más recientes.

En diciembre generalmente hay un incremento de hasta 20% en la demanda de compra de autos, tanto nuevos como seminuevos, en comparación con los demás meses, pero esto lleva una preparación desde meses antes por parte de los compradores, aseguró por su parte Valeria Gómez Violante, public relations manager del portal de clasificados Vivanuncios.

A partir de septiembre, agregó Gómez Violante, a raíz de que las marcas automotrices anuncian sus nuevos modelos, los mexicanos comienzan a vender sus autos con la finalidad de tener un mejor y mayor presupuesto (aunado a su aguinaldo) para la adquisición de un vehículo nuevo.

En Vivanuncios, tan sólo en el 2016 hubo un incremento de 35% en anuncios publicados de autos en venta respecto del 2015 , detalló.

Esto coincide con datos de venta de automóviles de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) que refieren que, al menos desde el 2010, en los últimos cuatro meses del año existe un notable aumento en la venta total de autos, mientras que entre enero y febrero esta tendencia decrece.

De manera similar, la agencia Carmudi expuso el año anterior que en los últimos cuatro meses del año sus ventas aumentan alrededor de 23% con respecto al primer cuatrimestre del año.

Menor precio, pero no en todos los autos

Antes de correr a la agencia más cercana a desembolsar su aguinaldo, es importante destacar que los automóviles baratos en diciembre no son una regla, ya que esto sólo aplica para determinados modelos.

A decir de García, el precio de un vehículo en estas fechas variará dependiendo del modelo y la marca así como del comportamiento de la venta de ese auto durante el año.

Habrá autos con gran liquidez y rotación, y probablemente no tengan descuentos tan grandes, ya que no hay un stock tan fuerte para tener que ajustar precios, pero en autos de lujo o cuya rotación fue más lenta por los precios que tienen, es más probable que haya descuentos en esta época del año , comentó el directivo de Kavanka.

Esto se debe a que tanto distribuidores y concesionarias como empresas tienen que presentar sus resultados de fin de año y, con ello, asegurar que roten la mercancía que no se ha movido.

Por ello, ofrecer descuentos en estos meses les da la oportunidad de iniciar el año nuevo con una nueva planificación y precios.

Seminuevos, para protegerse de la depreciación

Por otra parte, si va a adquirir un automóvil en cualquier otra época del año, es importante que sepa que éste se trata de un bien cuyo valor tiende a disminuir desde que circula fuera de la agencia y, posteriormente, de manera anual.

Debido a esto, comprar un auto usado es una alternativa para mitigar esta depreciación, sobre todo la que sufre al salir del concesionario, aunque seguirá perdiendo valor anualmente.

Cuando uno compra un auto tiene dos opciones: comprar uno nuevo o usado. El nuevo, aun con una propuesta muy atractiva, tiene el problema de que, al sacarlo del concesionario, se deprecia alrededor de 16%, y en el primer año hasta 30%; posterior a eso, el auto cada año se deprecia entre 8 y 10%, dependiendo del modelo , explicó García.

Además, comprar un auto seminuevo le permitirá acceder a mejores modelos, añadió el especialista. Si un vehículo nuevo cuesta 150,000 pesos, por esa misma cantidad probablemente pueda adquirir uno usado pero dos niveles superiores en la comparativa , concluyó.

Industria reacciona de manera incierta

¿Alza de tasas encarecería autos?

Ante las acciones que el Banco de México (Banxico) ha hecho en materia de política monetaria al subir la tasa de interés de referencia, se ha advertido del encarecimiento de varios productos; sin embargo, para el mercado automotriz el efecto de estas alzas aún es incierto.

No hay respuesta (a cómo afectará el alza), ha sido muy volátil el comportamiento del mercado, y no ha habido una consistencia en su comportamiento cuando hay un alza de tasas , explicó Carlos García, cofundador y CEO de Kavanka.

Un factor que sí tiene un efecto más evidente ha sido el tipo de cambio, ya que los precios de los vehículos no han incrementado en la medida que el peso mexicano se ha depreciado frente al dólar estadounidense, consideró el especialista.

Anteriormente autoridades como la Condusef han advertido que el alza de tasas de interés en México tiene el potencial de encarecer el financiamiento de la mayoría de los nuevos créditos, entre ellos el automotriz.