Una de las preocupaciones para los trabajadores al llegar a la vejez es el monto de su afore, por ello, al momento de iniciar la vida laboral es importante pensar y comenzar el ahorro para el retiro.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), sólo dos de cada 10 personas entre 18 y 40 años ahorran para su vejez.

Según la encuesta de Ahorro y Futuro ¿Como viven los jóvenes del retiro?, hecha por la Amafore en el 2019, 30% de los encuestados respondió que no se siente nada preparado para enfrentar la vejez; mientras que 36% dijo estar poco preparado, y solamente 8% mencionó estar muy preparado.

Para incrementar el monto para su pensión, existen varias herramientas que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) pone a disposición de los usuarios, una de ellas es la domiciliación electrónica.

De acuerdo con la Consar, la domiciliación consiste en descuentos a través de una tarjeta de débito que serán transferidos de manera automática a la cuenta de su afore.

Con esta herramienta, se puede incrementar el ahorro de una forma segura, ya que al autorizar que el abono de una parte proporcional de su dinero, el procedimiento se realizará de manera automática.

Esta domiciliación se puede realizar ingresando al portal e-sar de la Consar, con montos desde 100 hasta 50,000 pesos, con la periodicidad que decida; además de que el trabajador no debe preocuparse por el manejo de sus datos, ya que este sitio cuenta con los protocolos de seguridad y confidencialidad para proteger este tipo de información.

La dependencia señala que estos depósitos adicionales a la cuenta individual pueden realizarse en cualquier momento y según las posibilidades de cada trabajador; en la mayoría de los casos, no se establece un monto mínimo ni depósitos periódicos forzosos.

Jaime Santibáñez, director general de Principal Afore, indicó que la domiciliación tiene beneficios que le permitirán al usuario hacer ahorro voluntario de manera recurrente, a través de una vía mucho más segura y práctica.

Explicó que en este tipo de aportaciones, al ser voluntarias, los usuarios tienen el control total de su cuenta y deciden cuándo, de qué modo y con qué cantidad hacerlo.

“Lo que queremos es incentivar la cultura del ahorro, por los beneficios que ésta trae a la vida de las personas. En este sentido, el acompañamiento en todas sus dudas y trámites no implica un importe extra”, aseguró.

¿Cómo hacerlo?

Una vez que ingrese al portal e-sar, deberá tener a la mano sus datos bancarios como tarjeta de débito, CLABE interbancaria, nombre del banco y CURP, para que puedan efectuar la cantidad solicitada a su cuenta individual.

Cuando se haya completado el registro en la página web, recibirá un correo electrónico con la confirmación. Posteriormente, la afore se contactará con usted para verificar tu identidad, confirmar la solicitud y validar los datos.

El director general de Principal Afore detalló que este trámite es gratuito y que uno de los beneficios es que no hay un plazo fijo obligado para ahorrar a través de esta vía, por lo que el usuario tiene la libertad de hacer las modificaciones que crea pertinentes en relación con el modo, frecuencia, monto, o incluso cancelar la domiciliación cuando quiera.

“Ese control les permite establecer el tiempo por el que quieren realizar su aportación voluntaria y también que puedan dar de baja esta recurrencia en el momento en que lo deseen y sus posibilidades se lo demanden”, detalló.

Respecto a los beneficios fiscales, Santibáñez indicó que si los usuarios deciden entrar en un programa de aportaciones voluntarias con beneficio fiscal, independiente a cualquier método de aportación que elijan, incluyendo el de domiciliado, tendrá la posibilidad de hacer deducible el monto menor entre 10% de ingresos anuales o cinco salarios mínimos anuales en su declaración anual.

[email protected]