A casi tres años de los sismos de septiembre del 2017, y con el ocurrido el martes pasado, es necesario reflexionar sobre la importancia de proteger el patrimonio que ha construido con tiempo y esfuerzo.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en México sólo 4.5% de los hogares cuenta con un seguro de hogar sin estar vinculado a un crédito hipotecario, lo que representa un atraso en cuanto a la cultura del seguro por parte de los habitantes. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los mexicanos no contemplan este tipo de productos por considerarlo caro o pensar que no lo necesitará.

Actualmente existen aseguradoras y bancos que cuentan con seguros que garantizan la protección de su vivienda en caso de algún fenómeno natural como sismos, inundaciones, incendios o erupciones volcánicas, así como de robos, daños a terceros y protección de electrodomésticos, por mencionar algunos.

Expertos coinciden en que el mejor valor de un seguro es no usarlo, ya que significa que no atravesó o padeció una situación que lo haya puesto a usted o a los suyos en riesgo.

De acuerdo con Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, los seguros son un instrumento que disminuye el riesgo de pérdidas patrimoniales.

Explicó que ayudan a mantener sanas las finanzas personales, ya que para adquirir el seguro deberá tener una planeación sólida, estable y efectiva, logrando un ahorro a largo plazo.

Para robustecer la cobertura del seguro es importante que identifique los riesgos de la propiedad. De esta manera podrá contratar extras con un cargo adicional y siempre es fundamental que considere que, asegurar su casa, es una inversión.

En caso de siniestro, la Condusef indicó que el pago de la indemnización corresponde al valor de construcción, reconstrucción, reparación o adquisición e instalación de los bienes dañados por otros de igual clase a los que se tenían al momento del siniestro, con un tope máximo hasta la suma contratada.

La clave está en comparar

Aunque el objetivo de este tipo de seguro es el mismo, es importante que antes de contratarlo compare y verifique las opciones que existen en el mercado ya que hay alternativas que se ajusten más a sus necesidades, ya sea por las coberturas adicionales, características de su vivienda (si es propia o rentada, casa o departamento) o bien, si la zona donde se encuentra ubicada es de alto o bajo riesgo, son factores para determinar el costo de su póliza.

En este sentido, especialistas destacan que el costo de un seguro para el hogar es de aproximadamente de 1% del valor total del inmueble y de los artículos que se deseen asegurar.

De acuerdo con la comparadora de seguros Rastreator.mx, podrá ahorrar hasta 50% en la contratación de este seguro si se cotiza en más de tres empresas.

“Los cotizadores de seguros son una excelente opción para encontrar en un solo sitio pólizas de hogar. También son una alternativa para contratar de manera directa sin salir de casa, ya que permiten que el usuario tenga libertad de elegir la póliza que mejor le acomode a su estilo de vida”, refirió.

En caso de rentar, ¿conviene asegurar?

Es válido cuestionarse si al rentar una casa o departamento valdría la pena contar con una póliza de este tipo, ya que al no ser un patrimonio propio no tendría sentido tener el seguro, sin embargo las coberturas con las que cuenta este producto podrán amparar sus objetos de valor en caso de algún siniestro.

“Una cobertura contra robo, incendio, inundación o explosión puede ayudarte a amparar los objetos que se encuentren dentro de la vivienda que resides. Además, dependiendo de la compañía, también puedes estar protegido fuera del domicilio con asistencias médicas, gastos médicos, apoyo legal, etc.”, indicó Rastreator.mx.

[email protected]