Monterrey, NL. El programa de la zona libre en la frontera norte ha beneficiado a la población, al duplicar el salario mínimo, con lo que aumentó el poder adquisitivo; sin embargo, el decreto ha sido confuso y opaco al no generalizar la disminución de 16 al 8% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como la reducción del Impuesto sobre la Renta (ISR) a 20%, indicaron especialistas.

“El proyecto de la Zona Libre ha beneficiado a la población, particularmente a los que tienen menores ingresos, debido a que, en términos reales, la población cuenta con un mayor poder de compra al pagar una tasa de impuestos inferior”, aseguró a El Economista, Héctor Magaña, coordinador de Análisis e Investigación del Tecnológico de Monterrey.

El primero de enero del 2019 arrancó el Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, implementado por decreto del gobierno federal en 43 municipios fronterizos con Estados Unidos.

El decreto inicial ofreció beneficios como la reducción del pago del IVA de 16 al 8%; disminución del ISR del 30 al 20%; aumentó al doble el salario mínimo el año pasado, con 176.72 pesos, y la homologación del precio de combustibles con los de la Unión Americana.

Este 27 de noviembre el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, firmó un acuerdo para extender los apoyos fiscales en esta región por cuatro años más y aumentó el número de municipios participantes.

“Me parece una buena decisión que este programa continúe vigente, ya que servirá de apoyo para que la región pueda enfrentar de mejor manera la crisis económica y gozar de una recuperación más vigorosa en el 2021”, apuntó Héctor Magaña.

Los inconvenientes

“Desde su puesta en marcha este decreto ha sido confuso y opaco, en principio no se generalizó a toda la población fronteriza la disminución de 16 a 8% en el cobro del IVA, lo mismo pasó con la tasa de 30 a 20% del ISR”, señaló Jorge Lera Mejía, investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Por otra parte, dijo que un grupo de gasolineras no han podido vender gasolina en estaciones de la franja fronteriza, porque su domicilio fiscal se encuentra fuera de esa zona y no pueden expedir facturas con 8% de IVA.

Subrayó que un punto medular que reñía con el decreto presidencial inicial, es que no se aclaraba cómo estaba operando el programa al no estar basado en reformas estructurales a la Ley del IVA, al ISR y al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Empresas jaliscienses apuestan por América Latina

Con el objetivo de que los empresarios jaliscienses puedan mostrar, de manera virtual debido a la pandemia de Covid-19, sus productos y servicios a compradores de 12 países del continente, este martes inició la Rueda de Negocios con América Latina y El Caribe.

En la Rueda de Negocios, que organizan la Secretaría de Desarrollo Económico de la entidad y la Asociación Latinoamericana de Integración, se realizarán 294 citas virtuales internacionales.

Entre los sectores que participan, destacan el de alimentos y bebidas, textiles, confección, calzado y TICS. De las empresas participantes, 98 son exportadoras y 24 compradoras.

“Estamos presentando 100 empresas multisectoriales que participarán con oferta exportable”, afirmó el coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico local, Alejandro Guzmán Larralde.

estados@eleconomista.mx