Guadalajara, Jal. Luego de más de cuatro décadas de litigio, el ejido El Zapote confía en que en enero del 2017 quedará finiquitado el pago de los terrenos que les expropió el gobierno federal para construir el Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

Luego de la reunión sostenida a inicios de esta semana con funcionarios federales y estatales, ejidatarios esperan que el avalúo de las 306 hectáreas expropiadas que realiza el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) coincida con los dos análisis que realizó por su cuenta El Zapote.

La licenciada que iba en representación de la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) leyó el acuerdo y dijo que el avalúo tiene que ser conforme la sentencia del tribunal. Yo pienso que ahora sí es serio, si no, no lo estuvieran anunciando , dijo a El Economista el presidente del comisariado ejidal, Nicolás Vega Pedroza.

Por su parte, el secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, quien ha fungido como intermediario en las negociaciones entre ejidatarios y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), indicó que en las próximas dos semanas iniciará el avalúo de los terrenos.

El funcionario estatal coincidió con Vega Pedroza en que a principios del próximo año, podría quedar finiquitado el pago a los ejidatarios de El Zapote.

No bajan la guardia

Según los acuerdos alcanzados, el próximo 5 de enero, habrá una nueva reunión entre las partes en conflicto y a más tardar el 13 de enero deberá quedar finiquitado el asunto.

Pese a la confianza que manifiestan los comuneros, aseguran que el ejido no está dormido, y mientras que esperan los resultados del avalúo, los propietarios de los terrenos no sólo se mantienen alertas sino preparan lo que llaman sus tácticas legales.

También el ejido tiene sus tácticas; tenemos que hacer valer nuestros derechos (...) El ejido no está dormido , destacó el representante de los ejidatarios.

Según los avalúos que elaboraron instituciones privadas a petición del ejido, el valor de los terrenos en disputa asciende a 2,600 millones de pesos.

promo@eleconomista.mx