El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de los Fondos Mixtos, aprobó 5 millones 700,000 pesos a la Universidad Aeronáutica en Querétaro (Unaq), para la habilitación de un laboratorio de sistemas embebidos, informó el rector de la Universidad, Jorge Gutiérrez de Velasco.

Se trata, dijo, de un laboratorio que le permitirá a la casa de estudios diseñar y desarrollar un software para aplicaciones dirigidas a los sectores aeronáutico y aeroespacial.

Es un proyecto por el cual concursamos para habilitar en equipamiento, dentro de la institución, un laboratorio. Va de la mano con una de las especialidades que acabamos de aprobar y que, actualmente, estamos desarrollando: la de sistemas embebidos , explicó Jorge Gutiérrez.

El Rector consideró que el laboratorio contribuirá a darle solidez a la todavía muy joven maestría en Ingeniería Aeroespacial.

Dijo que para implementarlo, la Unaq ya cuenta con profesores formados y calificados e incluso con parte del equipamiento necesario para operar el laboratorio.

Ya está operando. Faltan un par de equipos de diseño especial que estamos por recibir; yo espero que a mediados de este año nos lleguen y podamos instalarlos totalmente , sostuvo el Rector.

AÑO PROMETEDOR

En el 2012, la Universidad Aeronáutica en Querétaro concursó un proyecto para la habilitación de un laboratorio de pruebas mecánicas, mismo que le valió un fondo de más de 4.5 millones de pesos.

Anticipó que durante este año la Unaq continuará participando en diversas convocatorias, para impulsar más actividades de desarrollo tecnológico.

A decir del rector, como parte de las metas institucionales, durante el 2014, la Unaq buscará incrementar sus capacidades para consolidar su matrícula e ingresar a un mayor número de estudiantes.

Para lograrlo, la institución educativa le ha apostado a becas, apoyos de transporte y al desarrollo de proyectos tecnológicos con empresas del sector privado.

A seis años de su creación, la Unaq es la única institución educativa a nivel nacional que ofrece la carrera de Técnico Superior Universitario con enfoque aeronáutico; así como también proporciona a sus egresados la licencia emitida por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) clase I y II (aviónica y motores), lo cual los habilita para intervenir aeronaves y sus componentes.

Entre los recientes convenios de colaboración que ha firmado, se encuentra el de la Escuela de Aviación Asteca, una empresa dedicada a la capacitación y adiestramiento especializado para aerolíneas y taxis aéreos.

[email protected]