El sector turístico de la Ciudad de México registró su peor arranque en años, ya que enero del 2021 significó un mal inicio en términos de ocupación hotelera, llegada de turistas y derrama económica.

Según el último reporte de actividad turística de la Secretaría de Turismo (Sectur) local, derivado de que la urbe inició el año en color rojo del semáforo epidemiológico registró una ocupación hotelera en enero de 15.63 por ciento. Con ello, se dejó atrás lo logrado en el primes mes del 2019 y del 2020, puesto que en ambos años estuvo arriba de 50 por ciento.

De acuerdo con los registros, no se había presentado un inicio de año con 15% de ocupación. En el 2018 la capital del país tuvo 63.83%; en el 2017, 62.57%; en el 2016, 59.74%; en el 2015, 56.47%; en el 2014, 57.66%; en el 2013, 54.91, mientras que en el 2012 fue de 48.34 por ciento.

Precisamente, el primer mes con el registro más bajo en este indicador fue el del 2011, con 44.92 por ciento.

Mientras que en el rubro de turistas, la Ciudad de México recibió en este primer mes del año a 280,003 visitantes, mientras que la derrama económica ascendió a los 2,176.68 millones de pesos; ambos colocaron a este enero como el peor desde el 2011.

Al hacer la comparación de enero de cada año en monto de turistas se podrá ver el impacto de la emergencia sanitaria; en el 2020 llegaron a los hoteles de la Ciudad de México más de 1 millón de viajeros, en el 2019 fueron 964,997, en el 2018 957,658, mientras que en el 2017, 936,637.

Para el 2016 llegaron 930,113 visitantes, en el 2015 fueron 922,080, para el 2014 nuevamente más de 1 millón, en el 2013 estuvieron 920,074 viajeros, en el 2012 835,662 y para el 2011, 751,868.

En términos de derrama económica, la urbe perdió más de 6,144.6 millones de pesos si se compara con lo alcanzado en mismo periodo del 2020, ya que en ese año hubo 8,321.28 millones de derrama.

La derrama total por turistas hospedados en hoteles en el 2019 fue de 7,728.93 millones de pesos; en el 2018, 6,448.50 millones; en el 2017, 7,011.46 millones; en el 2016, 5,928.71 millones y el 2015, 5,112.43 millones.

Mientras que en el 2014 fueron 4,973.03 millones de pesos, en el 2013,188.78 millones, en el 2012 3,540.82 millones, para el 2011 fueron 3,131.59 millones de pesos.

Expectativas

De acuerdo con autoridades capitalinas, se estima una recuperación para la actividad turística con el avance en el color del semáforo epidemiológico, ya que implica la reanudación de más actividades.

Por ejemplo, derivado del anuncio de que la urbe entró al semáforo amarillo se permitió la operación de eventos en recintos cerrados; los lugares con un aforo menor a los 1,500 asistentes ya podrán operar a 30% de la capacidad total.

En caso de contar con una capacidad mayor a los 1,500 asistentes los eventos podrán realizarse con un máximo de 500 personas.

“Con la apertura de espacios para congresos y convenciones, expos y en general para turismo de negocios, es un paso determinante para la reactivación turística de la ciudad. También la cadena de valor del ámbito de turismo de reuniones se reabre por primera vez desde junio del 2020”, informó la Sectur capitalina.

De acuerdo con la dependencia, la cadena de valor entra en un círculo virtuoso. Llegada de turistas de negocios vía aérea, utilización de transporte tipo taxi o plataformas, noches de hotel, utilización equipos de audio en salones y otros gastos (como consumo de comida).

“La importancia del turismo de negocios, corporativo y de reuniones representa 40% del total de turismo en la ciudad”, reiteró.

estados@eleconomista.mx