Tijuana, BC. El Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE) ha resultado inoperante porque sólo se ha implementado en 5% y la ciudadanía no confía en el mismo, expresó el regidor del Ayuntamiento de Tijuana, Manuel Rodríguez Monárrez.

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Económico sostuvo una reunión con representantes de dependencias como Administración Urbana, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y con empresarios integrantes del Colegio de Contadores Públicos y de la Cámara Nacional de Comercio; así como con regidores de la comisión que preside.

El gerente de proyectos de Conacyt nos explicó que en el 2014 el Ayuntamiento de Tijuana recibió 20 millones de pesos para la implementación de un software y la contratación de una compañía privada de nombre Sigob para diseñar una plataforma digital de apertura rápida de empresas de manera digital , detalló.

El problema, de acuerdo con el funcionario, es que el recurso fue mal utilizado, ya que a pesar de la inversión y el programa no se han aplicado mecanismos que agilicen los procesos de apertura de negocios.

Han pasado tres años de la aportación de ese recurso del gobierno federal y el sistema no se ha implementado y la gente no acude a sus oficinas , lamentó.

Trámites de uso de suelo

Rodríguez Monárrez mencionó que el año pasado el SARE únicamente recibió 220 trámites, por lo que no se justifica tener una oficina abierta y laborando en ella a ocho personas si el sistema no se implementa.

Sin embargo, en la Dirección de Administración Urbana del municipio se realizan alrededor de 120,000 trámites anuales por concepto de uso de suelo, anuncios y permisos de operación, y sólo se cuenta con dos analistas.

Manifestó que se tiene que investigar el destino de los 20 millones de pesos, ya que a la fecha tendría que haber un sistema digital funcional para realizar todos los trámites.

Tenemos un portal digital de la dirección de informática que es obsoleto, con pestañas que no se abren y no da toda la información. Es tiempo de que la ciudad cuente con un sistema digital confiable, que tenga la cartografía de la ciudad con uso de suelo y se pueda pagar en línea , advirtió.

El regidor expuso que 75% de la economía en Tijuana se debe a los micro negocios, mismos que no tienen los recursos para todos los trámites que se requieren y que son víctimas de actos de corrupción debido al poder de algunos funcionarios que quieren seguir teniendo el control de la apertura de negocios.

Como parte de los acuerdos a los que se llegó en la reunión, anunció que se citará a comparecer al director de informática del Ayuntamiento para que informe sobre el estatus del SARE.

estados@eleconomista.mx