Puebla, Pue. A fin de combatir la corrupción y brindar transparencia a favor de los ciudadanos, el gobierno del estado requiere una mejor simplificación de trámites, consideró el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño.

En el marco de la firma del convenio Hacia el Rediseño del Servicio Público, que estableció con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, Gurría Treviño destacó que con los trámites que tienen más impacto en la vida de las personas, con los emprendedores y con quienes quieren iniciar su negocio, se logra una mayor eficiencia.

Indicó que la política pública debe ir encaminada al fortalecimiento y mayor calidad del servicio con los ciudadanos, “que a veces no son tomados en cuenta para una mejora regulatoria”.

Consideró que, sin importar quién llegue a la administración estatal, los programas y actualizaciones de servicios deben tener continuidad y no reinventarse cada sexenio.

Sobre el convenio, dijo, se considera la implementación de mejoras en políticas públicas, explicar al ciudadano el por qué de los trámites, simplificar, digitalizar, evaluar el tiempo, generar certeza, transparencia e integridad.

El titular de la OCDE comentó que los gobiernos locales están haciendo esfuerzos por elevar la calidad de la atención, pero deben ir acompañados de capacitación a servidores públicos, que en el organigrama requieren una mejor consideración porque son el primer contacto con el ciudadano.

“Son tiempos en que los ciudadanos exigen cada vez más de sus gobiernos, mejores servicios públicos, mejor transporte, mejor alumbrado, mejor seguridad, políticas públicas más efectivas, reducción de la pobreza, reducción de la marginación y gobiernos más honestos, más cercanos a la gente, más eficaces, más transparentes”, señaló.

Por su parte, Barbosa Huerta refirió que hay mucho por hacer en materia de rediseño de trámites y servicio público, ya que Puebla cuenta con 6.5 millones de habitantes en 217 municipios, quienes requieren de una mejora regulatoria y de sistemas anticorrupción, y para ello planteó reformas a la Ley Orgánica Municipal y a la Constitución.

Desde agosto pasado, cuando la actual administración asumió funciones, existe una revisión de los programas y trámites de servicios que deben ser más sencillos, lo cual ayuda a que empresarios puedan proyectar una inversión en el estado.

“Los ciudadanos tendrán que ser siempre el centro de atención para las autoridades, pensando en que a diario se realizan cientos de trámites en oficinas o por internet, y si no se mejoran y agilizan, propicia la corrupción”, indicó.

estados@eleconomista.mx