El desabasto de gasolina en seis entidades: Michoacán, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Estado de México y Jalisco, comenzó desde el 31 de diciembre, cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró por horas las terminales de almacenamiento y reparto disponibles o limitó el abasto de los gasolina regular, principalmente, derivado de análisis de las zonas de distribución y cierres de los ductos principales que llevan la gasolina a las terminales, problemática a la que se sumaron estaciones de servicio en Puebla y Guerrero.

El desabasto en Michoacán, que no se ha restablecido, ha afectado a 320 estaciones de servicio, particularmente las ubicadas en la capital, Morelia, y provocando cierres totales de marcas ajenas a Pemex, como G500, según denuncias en redes sociales.

Con ello, se alcanzaron siete días en una situación con abasto sólo durante pocas horas del día en las estaciones de servicio de Pemex, además de que los expendedores han tomado como medida la venta máxima de 10 litros por automóvil, sin que ello afecte al alza los precios.

En tanto, en Querétaro se ha reportado que hasta 90 de las gasolineras en toda la entidad han tenido cierres de hasta un día completo.

Hidalgo sufrió durante todo el fin de semana escasez en hasta 10 gasolineras por municipio, particularmente de la capital y del Valle del Mezquital, mientras que la mayor problemática se ha dado en la distribución de gasolina regular, por lo que se han visto obligados a abastecerse con gasolina Premium. En Pachuca, diversos establecimientos ofrecieron sólo gasolina Premium, pues afirman no recibir Magna desde hace varios días, según fuentes locales.

En Guanajuato algunos de los municipios afectados por el desabasto, según Protección Civil de la entidad, son Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Celaya y Comonfort. Ello, derivado de la revisión que se hace en Pemex desde el centro de distribución para abastecer a los municipios de la región Laja-Bajío, desde el cual se ha informado que únicamente están saliendo 10 pipas al día para cubrir la demanda.

De acuerdo con Jesús Montoya, director de Operaciones del grupo gasolinero mexicano Fullgas, desde los últimos días del año comenzó a presentarse desabasto para los distribuidores en el Estado de México. De acuerdo con la Cámara de Comercio de Toluca, el fin de semana se estimó que de los 14 municipios que conforman la zona hay 95 estaciones que no tienen gasolina Magna, 120 estaciones sin Premium y 17 que no cuentan con diesel de un total de 193 estaciones

Terminales vacías

Mientras Pemex admitió desabasto de combustibles para los próximos días al menos en Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro, la Secretaría de Energía argumentó que el problema no es de escasez de productos sino de retrasos en las entregas como parte del plan para combatir el robo que priorizó el uso de vehículos considerados más seguros, pero los empresarios de las regiones centro y Bajío aseguran que las terminales de almacenamiento están vacías.

La Secretaría de Energía aseguró que Pemex hará todo lo posible por incrementar la distribución hasta en 20% en los estados afectados.

En tanto, Petróleos Mexicanos detalló que avanza en el restablecimiento del suministro de combustible por diferentes vías en los estados afectados y “aunque se han generado retrasos en la distribución, hay suficiente producto para cubrir la demanda; las acciones que se implementaron permitirán que el abastecimiento de los hidrocarburos se normalice lo más pronto posible”.

Igualmente, pidió a los usuarios que eviten compras extraordinarias de gasolina, ya que el abastecimiento se normalizará a la brevedad, y apeló a la comprensión y apoyo de la sociedad, pues con estas medidas la empresa busca evitar pérdidas económicas por el huachicoleo o robo de hidrocarburo.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, anunció que el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, le confirmó la reapertura del ducto Salamaca-León “en espera de poder restablecer el servicio de 100% de las gasolinerías”.

[email protected]