Cancún, QR. Basada en la operación de Airbnb en Cancún, la Secretaría de Turismo (Sectur) federal alista una nueva regulación a esta plataforma de software dedicada a la oferta de alojamientos, que incluya la retención del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el cobro de otros gravámenes independientes del gravamen al hospedaje así como nuevas obligaciones en materia de seguridad para los turistas que reciben.

María Teresa Solís Trejo, subsecretaria de Planeación y Política Turística de la Sectur, informó que ha resultado insuficiente el cobro del impuesto al hospedaje que se aplica en Cancún y la Ciudad de México a Airbnb, pues persiste el señalamiento del gremio hotelero sobre la competencia desleal que representa para la hotelería organizada que las casas particulares que se alquilan por dicha plataforma no paguen la misma carga impositiva que ellos.

Esta nueva regulación dependerá de una buena negociación entre los gobiernos de los distintos estados del país y las plataformas digitales, porque de nada serviría crear una regulación muy severa que no se pueda aplicar de manera efectiva y lleve a la operación anárquica de las rentas vacacionales, como ha sucedido en ciudades como Madrid, explicó la funcionaria en el marco de la Cumbre de Turismo Sostenible y Social que se realiza en Cancún entre el 15 y 16 de marzo.

Solís Trejo agregó que el gobierno federal y las administraciones estatales están buscando una regulación para obligar a los particulares que rentan sus casas a retener y entregar el IVA a la autoridad fiscal.

Densificación

Además, se pretende que acaten limitaciones de operación en las zonas turísticas más densificadas del país, como Cancún, Playa del Carmen o Los Cabos, así como evitar que violen la ley construyendo edificios para renta vacacional en sitios donde los instrumentos de regulación urbana no permiten la construcción de hoteles o establecimientos similares.

No se trata de una nueva legislación, aclaró la subsecretaria, sino de aplicar las atribuciones que ya existen en los tres órdenes de gobierno, pero haciéndolas acatar de manera efectiva por la Federación, los estados y los municipios.

Actualmente, resultaría muy difícil cobrar impuestos a plataformas digitales que tienen sus domicilios fiscales en otros países, explicó, por eso es mejor una regulación asequible que integre voluntaria y efectivamente a estos nuevos prestadores de servicios, en lugar de una normatividad severa que genere rechazos y desacuerdos.

La Universidad Anáhuac prepara un estudio sobre Airbnb en Cancún y la Ciudad de México.

[email protected]