Guadalajara, Jal. Derivado del cambio de hábitos, y considerando el nuevo perfil de turistas que trajo consigo la pandemia de Covid-19, quienes prefieren hoteles de pocas habitaciones y grandes extensiones al aire libre, la zona turística de la Ribera de Chapala –el lago más grande del país situado a 40 minutos de Guadalajara–, busca posicionarse como uno de los destinos más atractivos para los estados del Bajío.

“La Ribera de Chapala es un destino natural para la zona metropolitana de Guadalajara, pero cada día más para la zona del Bajío y para todo aquel estado o ciudad que se ubique en un radio de 300 kilómetros porque, en primer lugar, tenemos el lago más grande de México, está catalogado como el segundo mejor clima del mundo y tenemos el Pueblo Mágico de Ajijic que es un paraíso”, afirmó el presidente de la Asociación de Hoteles de la Ribera de Chapala, José Manuel González.

Añadió que el principal reto para ese destino en el que, además, habita la mayor comunidad de norteamericanos fuera de Estados Unidos, es que deje de considerarse un destino sólo de fin de semana.

“En fines de semana las ocupaciones no son nuestro problema, pero la Ribera de Chapala no solamente vive en fin de semana, ya la dinámica que tenemos en restaurantes con temas gastronómicos, hotelería y otros prestadores de servicios como delfinarios, centros culturales, están abiertos todos los días”, dijo.

Actualmente, añadió, 70% de los visitantes que llegan a la Ribera tiene como origen la zona metropolitana de Guadalajara, pero cada vez más, el destino está captando turistas de estados vecinos como Guanajuato, Michoacán y otras entidades del Bajío.

“La zona metropolitana de Guadalajara tiene 5.5 millones de habitantes; simplemente, si fuéramos por 0.1% de ese número, tendríamos que abrir más de 100 hoteles en la Ribera para poder darles cabida”, subrayó González. 

Calculó que en los municipios de Chapala, Jocotepec, Ocotlán, Jamay, La Barca, Tuxcueca, Tizapán El Alto y Poncitlán, hay casi 95 hoteles (ninguno de cadena, todos son propiedad de familias de la región), y 1,800 habitaciones.

Para captar un mayor número de visitantes de otros estados y para aumentar la estancia de los turistas de la zona metropolitana de Guadalajara, la Asociación de Hoteles de la Ribera de Chapala puso en operación una plataforma digital, e iniciará en octubre una campaña de promoción para los ocho municipios que conforman la ribera.

A consecuencia de la pandemia que paralizó el turismo en todo el mundo, en el 2020 la actividad de Chapala se vio seriamente afectada; no obstante, en el primer trimestre de este 2021 los hoteles de ese destino alcanzaron ocupaciones promedio de 25 por ciento.

estados@eleconomista.mx