Como parte de la estrategia para mejorar la calidad del aire en Nuevo León, la Secretaría de Desarrollo Sustentable cerró 12 extractoras de caliza o pedreras, inició un programa con asfalteras y concreteras, estableció un mayor número de estaciones de monitoreo y lanzó una plataforma para registro de empresas contaminantes.

Roberto Russildi Montellano, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, comentó en rueda de prensa que en 18 años no se habían tomado decisiones para mejorar la calidad del aire en la zona metropolitana y nadie va a cambiar la calidad del aire en un año , se llevará 15 años este proceso.

Primero se comenzó con la industria extractora de caliza o pedreras, y de 48 pedreras, 24 están operando, 12 fueron suspendidas y 12 fueron cerradas al no cumplir con la norma de calidad.

Ahora han iniciado un programa para regular a 65 asfalteras y concreteras y les dieron un plazo de seis meses para regularizarse.

Por otra parte se abrió una plataforma informática para que las empresas que contaminan se registren voluntariamente, se estima que hay entre 13,000 y 18,000 emisores de contaminación en el área metropolitana.