PCR Verum ratificó la calificación de largo plazo de “BBB/M” al municipio de Puerto Vallarta, Jalisco, debido a una buena generación de ingresos propios observada respecto a la mezcla total durante el último ejercicio, pese a las afectaciones provocadas por la contingencia sanitaria y el desfavorable entorno económico, entendiendo su alta dependencia hacia la actividad turística.

“También, se considera que los balances (primario y financiero) se mantienen superavitarios y que tanto su liquidez como sus principales indicadores financieros prevalecen acordes a los niveles actuales de calificación”, de acuerdo al reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

No obstante, el municipio presentó en el último año una elevada dinámica en su gasto operativo, reflejándose en un indicador de ahorro interno negativo. Adicionalmente, la calificación se encuentra limitada por el nivel de endeudamiento, en conjunto con un relevante pasivo circulante a proveedores y acreedores diversos.

La calificadora detalla que la generación de ingresos propios en el 2020 se incrementó 6.3% anual; además, según la Ley de Ingresos planteada, ésta fue superior en 23.4 por ciento.

“El crecimiento de los ingresos propios ha obedecido a las buenas estrategias implementadas por la administración, así como a la actualización de valores catastrales y la recuperación de cuentas morosas. La administración manifiesta un mejor panorama y una eventual dinámica positiva en estos primeros meses del ejercicio 2021, debido a una reducción en los casos observados de Covid-19”, explica.

Dentro de los ingresos propios, se destacan a los impuestos sobre el patrimonio (Predial + ISABI), los cuales retomaron una buena dinámica en el 2020 al incrementarse en 19.4%, para representar 24.9% de los ingresos totales.

La administración municipal, agrega PCR Verum, aplicó una actualización en los valores catastrales, lo que derivó en un crecimiento importante en el Predial (+15.0%); en tanto, el Impuesto Sobre la Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI) presentó un aumento de 28.4% debido a la compra y venta de inmuebles en el puerto, pese al complicado entorno económico y a la contingencia sanitaria.

Si bien el municipio de Puerto Vallarta registró superávits en sus balances primario y financiero en el 2020, éstos fueron menores a los registrados previamente, con 7.2% y 6.1% como proporción de los ingresos totales, respectivamente.

El balance primario se ha beneficiado por un consistente mayor nivel de ingresos durante el periodo de estudio, mientras el financiero se ha apoyado por el bajo costo de la deuda de la entidad, aunque éste pudiera aumentar ligeramente en el mediano plazo debido a recientes disposiciones durante el ejercicio 2021.

Gasto total

El gasto total del municipio mostró un crecimiento anual de 8.9% en el 2020, situación que obedeció en gran medida al aumento significativo en el gasto corriente (+21.7%), el cual históricamente ha representado una elevada carga para la entidad, teniendo en cuenta que el año pasado su proporción alcanzó 59.8% de la mezcla total.

Su incremento se explica por el rubro de los servicios personales, el cual reflejó los ajustes al alza en los salarios de todo el personal del ayuntamiento; asimismo, el municipio realizó mayores pagos en materiales y suministros con el objetivo de fortalecer la infraestructura en salud, así como de mejorar los servicios básicos del municipio y dando mantenimiento a diversas áreas esenciales con el fin de mantener adecuadamente su infraestructura física.

La vocación turística de Puerto Vallara le obliga a invertir constantemente en infraestructura productiva y mejorar continuamente sus servicios primarios ofrecidos.

estados@eleconomista.mx