Cancún, QR. La firma G2E propuso al gobierno de Quintana Roo la instalación de plantas de procesamiento del sargazo que permitan la generación de energía eléctrica a partir de un método denominado carbonización hidrotermal.

Daniel Camarena, director de la empresa, informó que desde principios del 2019 iniciaron en la Ciudad de México un proceso de aprovechamiento de los residuos sólidos para crear carbón que se utiliza en la generación de energía eléctrica en otras partes del país.

El costo de la instalación de una planta de este tipo en Quintana Roo va un rango de 15 a 80 millones de dólares, permitiendo el aprovechamiento no sólo del sargazo sino de los residuos sólidos de las principales ciudades del estado.

El proceso consiste en la captura en altamar del sargazo y la eliminación de 40% de la humedad que contiene el alga durante su traslado a tierra firme mediante trituración de la materia orgánica.

Una vez en la planta, el alga se somete a un proceso de calentamiento en un reactor de carbonización hidrotermal, que reduce el alga a una biomasa o carbón que puede ser vendido a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la generación de energía eléctrica.

“Actualmente la CFE importa 16 millones de toneladas de carbón mineral desde Australia para la generación de energía eléctrica en el país; la instalación de una o varias plantas que procesen no sólo el sargazo sino todos los residuos orgánicos que generan las ciudades podría disminuir la importación de ese carbón mediante el aprovechamiento de la basura que generan diariamente los asentamientos humanos”, aseguró el directivo.

Reconoció que por sí solo el sargazo no es rentable para invertir en una tecnología de este tipo; sin embargo, dijo, si logran obtener la concesión del gobierno del estado para el procesamiento del sargazo más los residuos sólidos que generan las principales ciudades del estado, la inversión adquiriría mayor rentabilidad sin depender únicamente del fenómeno cíclico del sargazo.

Antecedente

El Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Estado de Quintana Roo (Idefin) anunció en agosto pasado que gestiona recursos ante la banca internacional por un monto de 150 millones de dólares para el establecimiento de varias plantas de generación de energía eléctrica a partir del sargazo y los desechos sólidos de los asentamientos urbanos en la entidad.

Bernardo Cueto Riestra, titular del Idefin, indicó que el proyecto, liderado por un consorcio de empresas mexicanas y alemanas, se presentó al gobierno del estado, para lo cual el instituto se ofreció a gestionar los recursos necesarios ante el Banco Europeo de Inversiones, que tiene un programa de combate al cambio climático mediante el cual financian proyectos amigables con el ambiente.

El proyecto plantea como objetivo principal procesar un aproximado de 400 toneladas diarias de sargazo en cada una de las plantas que se establezcan en las principales ciudades de la entidad, además de procesar los residuos sólidos de estos mismos asentamientos para generar energía eléctrica.

[email protected]