Puebla, Pue. Debido a la subutilización del Aeropuerto Internacional de Puebla Hermanos Serdán en actividades de carga, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) presentará un proyecto de ampliación de hangares y pistas de aterrizaje, a fin de inyectar dinamismo a la terminal aérea.

José Antonio Hernández González, presidente de la CMIC en Puebla, comentó que algunos socios tienen esa propuesta que quieren entregar al organismo público descentralizado Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), con la finalidad de que se considere en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020.

Mencionó que no puede revelar la cifra de inversión, en tanto las autoridades aeroportuarias no emitan su opinión al proyecto, que también involucra ampliar la carretera que se conecta con la autopista México-Puebla, “la cual es de sólo dos carriles y para la movilidad de carga es inadecuada, eso hace que las empresas no usen la terminal para envíos de productos o recepción de materiales”.

Participan al menos 50 socios en esa propuesta, indicó, la cual costó dos años elaborar y ven viable, debido a que, de acuerdo con la dirección de la terminal Hermanos Serdán, ubicada en el municipio de Huejotzingo, no se ha podido explotar la movilización de carga.

Según datos que manejó el grupo WTC Confianza, administradora de la terminal mediante una concesión por 20 años desde el 2007, únicamente mueve al año 1,000 de 73,000 toneladas posibles, sobre todo porque no hay continuidad de las empresas locales en exportaciones por esa vía.

Con base en un estudio de mercado regional del propio grupo, que involucra a Morelos, Tlaxcala, Veracruz e incluso a la Ciudad de México, hasta 17,000 toneladas de carga son susceptibles para transportarse en vuelos desde Puebla, cantidad suficiente para hacer funcional a la terminal.

En este contexto, Hernández González insistió en que también tiene que ver la infraestructura vial tanto adentro como afuera del aeropuerto poblano para que sea atractivo, por ello, los constructores de la CMIC plantean ese proyecto.

Reconoció que el desinterés de administraciones locales y federales pasadas por más inversiones para potencializar ese rubro del aeropuerto de Puebla ha llevado a la subutilización, “cuando podría ser una alternativa mejor y rápida para las industrias automotriz, de textiles y alimentos, que tienen exportaciones continuas a Estados Unidos”.

“El aeropuerto es un semielefante blanco, porque se usa más para vuelos comerciales y privados, cuando también en la parte de rutas a otros destinos no está a su máxima capacidad, el cual es una alternativa para quienes viven en Tlaxcala”, indicó.

[email protected]