Puebla, Pue. Francia, Alemania, Polonia, Estados Unidos, Canadá y Japón, los principales compradores de la vainilla de Puebla, a los cuales están vendiendo 90% de las plantaciones porque pagan hasta 50% mejor el kilo, frenaron los consumos desde junio a raíz de la pandemia de Covid-19.

Bertin Pintle Zepeda, presidente del Comité Sistema Producto Nacional de la Vainilla, comentó que esta situación preocupa a los 520 productores de 19 municipios, quienes ven frenada una racha de exportaciones hacia esos países, que data desde el 2015.

Indicó que son más de 20 toneladas que tienen en bodega con un valor de 17,000 cada kilogramo, mientras que en México esta materia prima apenas se las quieren pagar a menos de la mitad, por ello la incertidumbre de qué pasará con la exportación.

Se trata del primer pedido, ya que al año exportan 90 toneladas, mientras que otras 10 se generan para el mercado nacional y es comercializado con hoteles, restaurantes y para uso doméstico, sobre todo en negocios de la Ciudad de México, Riviera Maya y entidades del norte del país.

Comentó que los compradores en esos países son industrias de alimentos y de cosméticos, con las cuales trabajan mediante el esquema agricultura por contrato, a través del que reciben 20% de anticipo para trabajar y garantizar plantaciones de calidad, ya que usan invernaderos para los cultivos.

También indicó que han tenido contacto con las empresas, pero no hay fecha de reactivación de la exportación; aunque existe el compromiso de que les pagarán lo acordado; “sin embargo no podemos confiarnos, porque tampoco es una planta que aguante mucho tiempo en almacén, la cual se requiere procesar o pierde la calidad”.

Corta racha

El presidente del comité admitió que la pandemia de Covid-19 está afectando al campo, sobre todo a los que exportan y que les corta una racha positiva de comercio, y están esperando que se reactive la actividad, porque de lo contrario se echará a perder la producción en este mes si no se procesa.

La empresa francesa Cazadores de Sabores es una de las que trabaja con el sector mediante un contrato por la venta de 21 toneladas, la cual en el 2019 pagó 40 millones de pesos.

Desde el 2009, los 19 municipios de Puebla recibieron la Denominación de Origen (DO) de la vainilla, a la cual han venido sacando provecho para la exportación al ver que en el mercado mexicano prefieren importarla de Madagascar para elaborar sus productos, porque cuesta en promedio hasta 4,500 pesos el kilo.

Puntualizó que con la entidad veracruzana generan más de 50% de la producción total que se da en 1,500 hectáreas, las cuales se han ido incrementado desde que obtuvieron el reconocimiento.

Los productores no están cerrados a trabajar con empresas mexicanas, siempre y cuando haya un precio justo por la vainilla, posición que también asumen productores de los estados de Oaxaca, San Luis Potosí, Hidalgo y Veracruz, expuso.

[email protected]

kg