Guadalajara, Jal. Como resultado de las siete giras internacionales de promoción que han realizado autoridades locales, Jalisco atiende a 35 empresas inversionistas —24 extranjeras y 11 nacionales— que prevén instalarse en el estado en los próximos dos años.

En conjunto, los proyectos representan una inyección de capital de 324 millones de dólares y la generación de 2,873 empleos, informó el coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico, Alejandro Guzmán Larralde.

En el marco de la glosa del Primer Informe de Gobierno de la actual administración estatal, en la que tocó el turno de responder los cuestionamientos de los diputados locales al gabinete económico, Guzmán Larralde destacó, asimismo, las negociaciones que se obtuvieron para exportar productos jaliscienses.

Citó el caso de la raicilla, destilado de agave que recién obtuvo la Denominación de Origen, y que se produce en los municipios de la montaña y la región Costa de Jalisco.

“En la última gira a Berlín se llevaron nueve empresas pequeñas tequileras y cinco raicilleras que se trajeron pedidos que, incluso, ahora afortunadamente los productores de raicilla tienen problemas para poder completar la demanda que les están solicitando”, comentó Alejandro Guzmán.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología, Alfonso Pompa Padilla, admitió que la escasez de ingenieros es un “cuello de botella” para la atracción de inversión en el rubro de alta tecnología.

“Como ustedes saben, formar ingenieros toma no solamente los cuatro o cinco años de estudio, requiere transformar vocaciones desde las etapas de educación previa”, refirió.

A pregunta expresa de los diputados, Pompa Padilla indicó que se trabaja de manera coordinada con las instituciones de educación superior.

Transporte de carga

En la glosa del informe, en la que participaron los secretarios de Desarrollo Económico, Agricultura y Desarrollo Rural, Turismo, Innovación y del Trabajo, diputados de oposición les cuestionaron sobre la recién aprobada reforma a la ley de movilidad, que obligará al transporte de carga a pagar un permiso para circular por el área metropolitana de Guadalajara.

Al respecto, el coordinador del gabinete económico descartó que dicho pago vaya a ocasionar un incremento de hasta 20% en el precio de los alimentos como advirtió la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos, toda vez que supondrá apenas unos centavos por tonelada.

También sostuvo que el transporte de carga debe pagar por el uso de la infraestructura de la ciudad.

El funcionario aclaró que el valor del permiso no se ha determinado y dependerá del costo de un equipo de vigilancia que instalará en los siete accesos carreteros para seguir a las unidades de carga.

“Necesitamos monitorear los transportes para que cumplan con las restricciones tanto de horario como de velocidad”, expuso.

Guzmán Larralde señaló que mientras los autos particulares pagan refrendo vehicular, los camiones de carga no pagan nada, sólo un permiso federal que asciende, dijo, a 300 pesos anuales.

[email protected]