Guadalajara, Jal. De continuar el fortalecimiento del dólar frente al peso, la industria alimenticia de Jalisco la segunda mayor productora de alimentos y bebidas a escala nacional trasladará a los precios al consumidor final el alza en los insumos tasados en dólares.

De acuerdo con el presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), Ignacio Pérez Morett, si el encarecimiento de la divisa estadounidense se mantiene durante enero, el precio de algunos alimentos podría aumentar entre 5 y 10% a partir de febrero.

El dirigente de la industria, que aporta casi 12% del total de los alimentos que se producen en todo el país, explicó que el precio del dólar es un tema desfavorable que sí tiene consecuencias importantes para el sector , debido a que el valor de muchas de las materias primas, ya sea importadas o nacionales, está en dólares.

México es deficitario en granos y cereales, sobre todo en oleaginosas para la producción de aceites comestibles; en trigo para producir harina que es la materia prima para la industria de la panificación, y otros aditivos que llegan a ser muy costosos para nuestra industria; también importamos cacao para la industria del chocolate, grasas butíricas para la fabricación de helados , detalló.

Pérez Morett puntualizó que aun cuando los insumos sean producidos en México, éstos se cotizan a precios internacionales, como ocurre con el maíz y el trigo.

Ya no pueden absorber por más tiempo el impacto

No obstante de que el peso se venía depreciando frente al dólar estadounidense desde el 2015, el presidente de la CIAJ refirió que la industria absorbió ese costo de manera natural, toda vez que coincidió con una baja en el precio de los commodities.

Por un lado, nos subió el tipo de cambio, pero por otro lado, los commodities redujeron sensiblemente su valor en el precio internacional , dijo el empresario, luego de advertir que la paridad actual ya hace imposible que las empresas puedan absorber los incrementos.

De alguna manera la industria aguantaba, sin modificar el precio de sus productos al consumidor final, un tipo de cambio entre 16.50 y 17 pesos, pero ahora arriba de 18 ya rompió todo el equilibrio y ahora sí ya estamos hablando de que vamos a ver productos que sí van a reflejar algún incremento , enfatizó el dirigente del sector.

Advierte cierre de empresas

Luego de hacer un llamado al gobierno federal para que vea el tema cambiario como un asunto crítico al que se le debe atender con toda prioridad , Pérez Morett advirtió que de no revertirse la tendencia actual, entre 1 y 5% de las empresas micro y pequeñas del sector corren el riesgo de verse obligadas a bajar la cortina o despedir a su personal.

Alerta también IP del Edomex

En tanto, la Unión Industrial del Estado de México advirtió que este año el panorama mundial es desalentador por los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, lo cual afectará fuertemente a los sectores químico, electrónico, algunas ramas de alimentos y plásticos, cuya producción requiere materias primas de importación.

Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la agrupación industrial, consideró que la paridad cambiaria será de entre 17 y 18 pesos por dólar, y la inflación podría llegar a 5% debido a los efectos del deslizamiento cambiario.

Las empresas exportadoras cuyo destino final es la Unión Americana tienen grandes oportunidades que deben capitalizar, pues sus ventas se verán favorecidas porque la demanda interna de ese país permanecerá constante y ante la devaluación del peso, los productos mexicanos serán más atractivos costo , indicó Cuevas Dobarganes.

[email protected]