Cancún, QR. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) otorgó la autorización de impacto ambiental para la colocación del primer parque acuático con estructuras inflables en las costas de Cancún y Playa del Carmen, llamado Wibit.

Se trata de un proyecto a cargo de la firma Float Fun Entertainment, la cual lo ingresó a Semarnat desde septiembre del 2017 para que le autorizaran la colocación de estructuras inflables sobre una superficie de 3,000 metros cuadrados.

Con este parque de diversiones de atracciones flotantes de grandes dimensiones, se pretende dar un nuevo atractivo turístico a Cancún, según se describe en la Manifestación de Impacto Ambiental.

Se colocarán varios módulos inflables, anclados al lecho marino de manera permanente. “Los juguetes inflables presentarán diversas formas como brincolines, resbaladillas, torres con cuerdas, puentes, domos, curvas, canales estrechos, medios tubos, entre otros, cuyos ensambles formarán las palabras Cancún y Playa”, se lee en el documento.

Los sitios exactos donde se colocarán estas estructuras son: Paya Langosta, Plaza Forum, Playa Chac Mool en Cancún, Playacar en Solidaridad, Plaza Tulum Paraíso, así como las playas Mamitas y Maya.

Los sitios de anclaje de los módulos variarán en función de las temporadas altas de turismo en la zona.

Este tipo de atracciones está de moda, pues apenas el año pasado se inauguró un parque de diversiones similar en Puerto Progreso, Yucatán.

El de territorio yucateco está diseñado como un circuito de obstáculos sobre una superficie de 1,500 metros cuadrados sobre el mar; el uso de este tipo de juegos es para niños mayores de seis años y adultos de todas las edades.

No obstante,  el de Cancún será el doble de grande y la empresa le apuesta a tener una afluencia de más de 3,000 personas a la semana en temporadas altas.

estados@eleconomista.mx