Querétaro, Qro. El sector hotelero estima cerrar el 2021 con 45% de ocupación en promedio, aún 15 puntos porcentuales por debajo de los reportes prepandemia, cuando el promedio de ocupación rondaba en 60%, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Queretana de Hoteleros (AQH).

Hasta el último cuatrimestre del 2022 la industria hotelera del estado podría retomar el nivel de ocupación que se tenía antes de la pandemia de Covid-19, refirió el presidente de la AQH, Luis Signoret Luna.

Ante la prevalencia de la pandemia y la incidencia de diversos factores epidemiológicos es complejo que este sector fije proyecciones absolutas, pues en cualquier momento las condiciones de apertura pueden cambiar.

Es difícil hacer pronósticos de ese tipo con las variables de la pandemia, pero creemos que probablemente podamos cerrar el año a 45% del nivel de ocupación. Esperamos que el año que entra empiece un poquito mejor la recuperación y que en los últimos tres o cuatro meses del 2022 estemos muy cercanos al nivel del 2019”, puntualizó.

La reactivación del turismo de negocios ha sido la más compleja, debido a que aún hay restricciones para llevar a cabo reuniones copiosas.

En contraste, expuso, el turismo de placer se ha convertido en el principal detonador de la ocupación hotelera, debido a que la población está ávida de regresar a la cotidianeidad luego de más de un año de contingencia sanitaria.

“(El turismo de negocios) es la parte que se ha complicado más, es la parte más susceptible. Se ha reactivado mucho el turismo de placer, porque ya había gente con la inquietud de salir y estaban fastidiados del encierro y tratan de salir de manera responsable”, apuntó.

Luis Signoret confío en que paulatinamente los hoteles tengan una mayor reconversión hacia el turismo de negocios, con la finalidad de recuperar el sector hotelero que antes de la pandemia era el principal impulsor de la ocupación.

Mientras tanto, para la temporada actual de vacaciones de verano, el sector estima lograr 40% de ocupación.

De acuerdo con datos de la AQH, al cierre de junio la ocupación hotelera llegó a 33%, previendo un repunte durante el actual periodo vacacional. 

El nivel de ocupación registrado al cierre del primer semestre del año es equiparable con la ocupación de 30% en promedio que registra la capital del país.

Tarifas

La tarifa promedio se mantiene entre 1,150 y 1,200 pesos, lo que representa una variación a la baja de entre 40 y 50 pesos en comparación con los precios prepandemia.

El representante del sector hotelero refirió que esta industria ha preferido mantener sus precios sin grandes cambios para contrarrestar los costos operativos que se mantienen pese a la menor ocupación.  

“(La tarifa) más o menos se ha mantenido, hemos sido muy cuidadosos en eso, para nosotros es un tema muy importante porque es muy fácil bajar tarifas, pero después es muy difícil subirlas, los empresarios hoteleros también se ven afectados con los costos y los gastos. Preferimos vender a buena tarifa, aunque a un menor porcentaje”, explicó.

En este contexto, durante julio y agosto se estima mantener una ocupación promedio de 40%, en el marco de la temporada de vacaciones de verano.

Para incentivar la ocupación en estas fechas, la asociación mantiene la campaña Outlet de verano, en la que participan 30 hoteles de la asociación, ofertando descuentos de 20 a 40% en las tarifas.

La campaña consiste en que las reservaciones se realicen durante julio y agosto, con la posibilidad de viajar hasta el 31 de marzo del próximo año.  Esta iniciativa ya fue presentada ante 100 decisores del sector, radicados en Ciudad de México.

El líder de la comisión de ventas de la AQH, Luis Ramón Avelar, precisó que la asociación cuenta con 56 miembros, entre hoteles de negocio y familiares; que representan a cerca de 17 marcas nacionales e internacionales, así como marcas particulares. 

estados@eleconomista.mx

kg