Querétaro, Qro. La caída en la ocupación, con motivo de la pandemia, también ha impactado a los hoteles boutique del estado, principalmente los que se localizan en la capital.

En los hoteles de este segmento, ubicados en el municipio de Querétaro, la ocupación promedio es de 30%, precisó el presidente de la Asociación de Hoteles Boutique, Isaac Dehesa Brito.

Sin embargo, caso contrario es el de los establecimientos localizados fuera de la capital —en destinos turísticos y viñedos—  que han reportado un mejor flujo de huéspedes, al tener una ocupación promedio que incluso ha superado 50% de su capacidad.

Las afectaciones que trajo la pandemia, explicó el empresario, impactaron a todos los segmentos hoteleros, desde pequeños hasta grandes. “Se complicó muchísimo para todos, evidentemente para chicos, medianos y grandes; sin embargo, muchos de los hoteles boutique que están en Cadereyta, Ezequiel Montes, hoteles en los viñedos, en Bernal, no les ha ido tan mal”.

Los estragos que se resienten en la capital están relacionados con la caída en el turismo de negocios, la rama que en mayor medida alimentaba la ocupación hotelera en este municipio.

La asociación alberga a 21 hoteles boutique que tiene operaciones en el estado, de un universo de cerca de 45 que hay en la entidad.

Entre los afiliados a la Asociación de Hoteles Boutique, 50% radica en la capital del estado y el resto se localiza en los municipios de Ezequiel Montes, Tequisquiapan, Cadereyta de Montes, entre otros destinos.

El empresario explicó que el sector hotelero ha buscado ser prudente en el lanzamiento de campañas para reactivar la hotelería, con el objetivo de evitar la propagación de la pandemia. Por tanto, señaló, se ha apostado por campañas para destacar la aplicación de protocolos sanitarios y aquellos establecimientos que se han certificado como espacios seguros para los viajeros.

Tras un año y cuatro meses de pandemia por Covid-19, la asociación tiene registro de alrededor de cuatro hoteles que cerraron parcialmente sus puertas y no han abierto debido a que esperan mejores condiciones en el mercado para garantizar una mejor ocupación.

En tanto, la Asociación Queretana de Hoteleros reporta una ocupación de entre 33 y 35% al cierre de junio, previendo que en este periodo de vacaciones pudiera llegar a entre 40 y 45 por ciento.

Según el secretario de Turismo, Hugo Burgos García, hasta finales de junio la entidad reportaba una recuperación en los niveles turísticos, llegando a una ocupación promedio de 31% y proyectando que al cierre de año pudieran llegarse a 60%, nivel prepandemia.

estados@eleconomista.mx