La cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador no fue motivo de preocupación para el estado de Oaxaca, debido a que es una de las entidades prioritarias para el actual gobierno federal.

Dicha prioridad se observa en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2014, donde uno de los tres grandes proyectos regionales es el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, que impactaría en la economía oaxaqueña y veracruzana (los otros dos proyectos son el Tren Maya y la zona libre en la frontera norte).

Es importante recordar que, en abril pasado, luego de considerar que las ZEE no cumplieron con la función para la que fueron creadas, López Obrador anunció que éstas desaparecerían.

Se trata del principal proyecto a nivel regional de la administración de Enrique Peña Nieto y que nació en el 2016. El programa buscaba cerrar la brecha económica y social que existe en todo el país, y en total había siete ZEE e involucraban a ocho entidades federativas: Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán y Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Puerto Chiapas (Chiapas), Progreso (Yucatán), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco).

El potencial de inversiones a largo plazo de las ZEE llegaba a 42,287 millones de dólares y la creación de 367,909 empleos; el monto previsto para Salina Cruz era 2,507 millones de dólares y la generación de 51,176 trabajos.

En este contexto, Juan Pablo Guzmán Cobián, secretario de Economía de Oaxaca, explicó en entrevista con El Economista que las ZEE que se encontraban ubicadas en Oaxaca y Veracruz serán sustituidas por el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, proyecto anunciado por Andrés Manuel López Obrador y ratificado en el PND.

“Como tal, la cancelación no trae afectaciones, porque el proyecto que sustituye a las ZEE de Oaxaca y Veracruz es el Corredor Interoceánico. Lo que vimos es que cambió la estrategia y el nombre, pero esperamos que éste sea el gran detonador de toda la región sur-sureste”, acotó.

Resaltó que al proyecto del Corredor Interoceánico se suma el Pacto Oaxaca, el cual busca que la Iniciativa Privada (IP) y el sector público desarrollen en conjunto estrategias de desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano.

“Recientemente firmamos el Pacto Oaxaca para que la IP y el sector público hagamos estrategias que impulsen económicamente al sur-sureste. En este pacto se incluye al Corredor Interoceánico, para nosotros es muy importante que se haya dado esto, así se asegura su desarrollo”, señaló el secretario de Economía.

En ese sentido, dijo que en la firma del Pacto Oaxaca se entregó a López Obrador un avance del anteproyecto del estudio de factibilidad del Corredor Interoceánico.

“Entregamos un avance (...) Ya hemos ido avanzando en el mejoramiento de la infraestructura ferroviaria para el Istmo de Tehuantepec. La zona ya cuenta con una vía férrea que opera de manera trimestral y con las mejoras se busca reducción de tiempos para lograr mayor competitividad”, afirmó.

Además de desarrollar los estudios de factibilidad para apuntalar la infraestructura ferroviaria, el funcionario estatal hizo énfasis en que el siguiente paso será lograr potencializar los puertos y revisar los gasoductos, así como la definición de zonas francas.

Aseguró que para el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec se ha estado reuniendo con autoridades de Veracruz y federales.

“Nos reunimos todas las semanas, cada miércoles, en la Ciudad de México, en ella participamos los gobiernos de Veracruz, Oaxaca y federal”, indicó.

Primer Informe de Gobierno

En el Primer Informe de Gobierno de la actual administración federal se lee que en el corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec, que comunicará a Asia con la Costa Este de los Estados Unidos, se avanzó en la rehabilitación del puerto de Salina Cruz, específicamente en la construcción del muelle de usos múltiples, la construcción de bodegas de granel agrícola (silos) y la primera fase de una terminal de contenedores; se tiene 72% de avance físico y se contempla su conclusión para finales del 2019.

El documento detalla que se continuó con la rehabilitación del puerto de Coatzacoalcos; los trabajos de desarrollo de infraestructura portuaria en la Laguna de Pajaritos, segunda etapa, tienen 22% de avance físico, y se concluyó la construcción de la bodega número 8.

También, se previó la corrección de la curvatura y pendientes en el tramo Lagunas-Chivela (12.65 kilómetros) del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, con una inversión de 644.8 millones de pesos. El proyecto está en proceso de licitación y se estima iniciar las obras en agosto del 2019. Asimismo, se continúa con las obras de rehabilitación de las vías Chiapas-Mayab, con una inversión de 300 millones de pesos. El avance físico es de 80 por ciento.

“Para la modernización del corredor transístmico de la región sur-sureste se contempla la modernización de 6 kilómetros de la carretera Acayucan-La Ventosa con una inversión de 324.2 millones de pesos. Al mes de junio se tiene un avance de 0.5 kilómetros”, especifica el documento.

El Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec pretende modernizar el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca, para que puedan ofrecer servicios de carga, transporte, almacenaje, embalaje y servicios logísticos diversos; se fortalecerá la infraestructura carretera y de caminos rurales y la red aeroportuaria y se construirá un gasoducto para abastecer a empresas y consumidores domésticos.

A lo largo del recorrido entre ambos océanos se crearán zonas libres para atraer inversiones del sector privado; así, en los 76 municipios oaxaqueños y veracruzanos involucrados en este programa se disminuirán el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto sobre la Renta y se ofrecerá combustible a precios reducidos. En el curso del 2019 se invertirán 8,000 millones de pesos en el proyecto.

Asesoría

Juan Pablo Guzmán sostuvo que para el desarrollo del Pacto Oaxaca, en el que participan nueve estados del sur-sureste, recibieron asesoría por parte de la región Bajío, ya que se pretende replicar su desarrollo.

“Queremos hacer compromisos, acuerdos con industriales y en ese sentido a la firma asistió el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, él amablemente nos acompañó y nos está ayudando. También a la firma iba a vernos el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores y gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién”, expuso.

Aseveró que ya se estableció la primera agenda de trabajo del Pacto Oaxaca, donde se harán tres reuniones. “La primera reunión será entre Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Puebla, a la segunda reunión asiste Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tabasco y Veracruz. Después tenemos una plenaria donde vamos todos”.

Mezcal, con oportunidades

El secretario de Economía expuso que buscan potencializar la industria del mezcal en la entidad, por lo cual se propondrá incluirlo en el Pacto Oaxaca.

“La región sur-sureste tiene que incluir al mezcal, en Oaxaca tenemos un clúster. Entonces propondré que sea incluido para desarrollarlo de manera industrial, el mezcal es una actividad económica con un valor 5,000 millones de pesos anuales”, enfatizó.

Agregó que están por efectuar el primer foro internacional de la bebida, Viva Mezcal, del 12 al 14 de septiembre, en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, en el que esperan que se hagan 1,200 encuentros de negocios con inversionistas nacionales e internacionales.

[email protected]