La candidata del PAN al gobierno de Nayarit, Martha Elena García Gómez, aseguró que su campaña está "más firme que nunca", por lo que descartó declinar a favor del abanderado perredista, Guadalupe Acosta Naranjo.

No obstante dio la bienvenida a la posibilidad que el candidato a la gubernatura por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), decline a favor de Acción Nacional (PAN).

En entrevista, la ex perredista advirtió que no abandonará la contienda porque su candidatura está 'más firme que nunca' y va subiendo en intención del voto, mientras que, dijo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) va en caída.

La diputada federal con licencia, minimizó las encuestas que favorecen al PRI, y confió que a finales del mes "habrá una sorpresa" en las encuestas con el repunte del PAN.

Se mostró confiada en ganar la elección pesé a lo que consideró una campaña del gobierno local favor del tricolor donde se han rebasado los topes de campaña.

Advirtió que no entrará a una dinámica de 'guerra sucia' y descalificaciones contra sus adversarios, ya que su campaña 'se concentra en conquistar el voto ciudadano'.

García Gómez es esposa del Antonio Echevarría Domínguez, primer gobernador no priista de la entidad, quien ocupó el cargo de 1999 al 2005 tras ganar los comicios en una alianza entre el PAN, PRD, el Partido del Trabajo y el local Partido de la Revolución Socialista.

Durante la gestión de Echavarría Domínguez, las intenciones de García Gómez de sustituirlo en el cargo provocó polémica en el estado y el país.

APR