Durante enero de este año, las entidades federativas del país percibieron menores recursos por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en las gasolinas y el diesel.

Así, los estados recibieron 2,165.9 millones de pesos, lo que significó una reducción de 0.7% a tasa anual real, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De los 32 territorios de México, 19 registraron menores ingresos por este rubro, siendo Baja California Sur el que presentó la mayor caída por el IEPS a combustible, 14.0% menos que en enero del 2016 y 20.2 millones de pesos en total.

Le siguieron Tabasco, que mostró una reducción anual real de 8.7% y percibió 61.6 millones de pesos, y Veracruz, que tuvo 6.6% menos con un total de 86.8 millones.

Los estados recibieron menores recursos porque el consumo en los combustibles se vio afectado por el incremento en los precios de casi 20% en enero , expuso José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Detalló que el proceso de liberar los precios de la gasolina ha representado mucha inconformidad en la mayoría de los estados, sobre todo en aquellos donde los costos de logística son más caros.

Además, refirió que el hecho de que la SHCP esté intentado suavizar los precios de la gasolina a través de subir o bajar el IEPS que se cobra, afecta sobre el potencial de la recaudación que se pudiera obtener, lo que a su vez se traduce en menos recursos para los estados y municipios del país.

El Estado de México y la capital, que son de las entidades que más recursos obtienen de este gravamen, en enero exhibieron reducciones de 1.0 y 5.0%, respectivamente.

El territorio que registró un mayor incremento anual en los recursos que recibe por IEPS a gasolinas fue Baja California, con una tasa de 18.8%, en términos reales, con un total de 66.2 millones de pesos.

Fondos petroleros, sin recuperarse

Si bien en enero, los ingresos petroleros del país registraron una recuperación de 30.3% con recursos por 77,260.3 millones de pesos, los Fondos de Extracción de Hidrocarburos y el de Derechos Adicionales sobre Extracción de Hidrocarburos siguen sin recuperarse.

El primero fondo sólo recibió 294.3 millones de pesos, que significó una disminución anual de 11.1%, mientras que el segundo tuvo una reducción de 43.8%, con ingresos por 17.9 millones de pesos.

Sucedió lo mismo con el Fondo ISR, pues aunque la recaudación tributaria tuvo un aumento de 0.3% (257,036.3 millones de pesos), a este fondo se le destinaron menores recursos con un total de 4,665.8 millones de pesos, es decir, 1.8% menos que en enero del 2016.

undefined

Combustibles no opacan participaciones

En general, los estados recibieron menores ingresos por el IEPS a combustibles, pero las participaciones, compuesto por 13 fondos, crecieron 18.5% a tasa anual real, con un recursos por 60,733.5 millones de pesos.

Las entidades que presentaron el mayor aumento en las participaciones que reciben fueron: Baja California Sur con 32.2% y Baja California con 31.9%, en relación al primer mes del 2016, con lo que recibieron 421.2 millones y 1,833.1 millones de pesos, respectivamente.

De la Cruz criticó que los gobiernos locales no se estén preocupando en formar parte de un plan de austeridad que mejore sus ingresos y reduzca sus gastos ante la situación compleja que enfrenta el país.

La Ley de Coordinación Fiscal tiene una serie de reglas que hace que los estados reciban más de lo autorizado, lo cual debería mejor destinarse a generar una bolsa de ahorro o dirigirse a la inversión .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx