En el segundo trimestre del año, el poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares, en relación con la canasta alimentaria, disminuyó en la mitad de las entidades del país, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En esta lista, Sonora se perfiló como la entidad con el mayor incremento en el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP-IS), con 14.2% a tasa anual, es decir, los ingresos laborales de la población son menores que el valor de la canasta alimentaria.

El ITLP-IS refleja el poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares respecto de la canasta alimentaria. Si el ingreso laboral aumenta más que el valor de dicha canasta, el poder de compra del hogar mejora y el ITLP-IS tiende a bajar. De forma inversa, si el precio de la canasta alimentaria aumenta más que el ingreso laboral, el poder adquisitivo empeora y el ITLP-IS sube.

En este sentido, el coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Héctor Magaña, refirió que en el caso de Sonora, a pesar de que hubo un incremento en plazas laborales, hubo un ascenso en menor medida de lo salarios, ya que al ser el comercio la principal actividad económica de la entidad genera mayor cantidad de plazas informales, población que no percibe el mismo salario, por lo que tiende a haber una caída en la actividad industrial y esto impacta en el nivel de ingresos , explicó.

Si se incrementa la cantidad de participación de personas en esta actividad y no está respaldada por una remuneración adecuada, esto implica que el Índice de la Tendencia Laboral siga creciendo , agregó.

Zozobra

Detrás de Sonora se ubicaron Coahuila, con un crecimiento de 10.0%, Sinaloa con 8.0%, Yucatán con 7.5% y Morelos con 7.0 por ciento.

Ante este escenario, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, explicó que en el caso de Coahuila, entidad ubicada en el segundo lugar del incremento en el ITLPS-IS, tiene que ver con la parte industrial y la poca generación de empleos en este sector; en Yucatán y Morelos se debe a la precarización del sector servicio en la cuestión de comercio; mientras que en Sinaloa este incremento en el índice depende de la agroindustria, cuyo crecimiento económico en los últimos meses ha sido bajo.

Las otras entidades que presentaron aumentos en este indicador fueron Baja California Sur (5.6%), Colima (5.2%), Tabasco (4.3%), Veracruz (4.1%), Nayarit, San Luis Potosí (ambos con 3.4%), Baja California (3.0%), Guerrero (2.4%), Hidalgo (1.8%), Ciudad de México (0.4%) y Jalisco (0.3 por ciento).

Sobre esta dinámica en la capital del país, ambos especialistas coincidieron con que una de las principales razones de este aumento se debe a que en los últimos siete años la precarización laboral ha ido avanzando, es decir, el empleo que se genera es de bajo salario (situación similar a la que ocurre en Sonora), acción que está vinculada por el hecho de que la ciudad perdió fuerza industrial.

Mejora del poder de compra

Las entidades donde el poder adquisitivo del hogar mejoró y el ITLP-IS cayó a tasa anual en el segundo tercio del 2016 fueron Aguascalientes (0.8%), Campeche (1.1%), Chiapas (2.0%), Michoacán (2.2%), Tamaulipas (2.6%), Estado de México (3.0%), Oaxaca (3.3%), Puebla (3.8%), Querétaro (5.1%), Tlaxcala (5.8%), Durango (6.8%), Nuevo León (7.1%), Guanajuato (8.9%), Zacatecas (9.3%), Quintana Roo (10.0%) y Chihuahua (12.0 por ciento).

En el caso de Aguascalientes, Héctor Magaña refirió que, gracias a la inversión extranjera y al aumento en el sector automotriz, la entidad se perfiló como una de las 16 donde el ITLP-IS disminuyó, ya que se incrementaron las fuentes de empleo y, al mismo tiempo, los salarios bien remunerados.

Para José Luis de La Cruz, esta entidad ha tenido uno de los mejores desempeños económicos a nivel nacional, sobre todo de la parte industrial. Sobre Campeche, probablemente, se refiera a que después de varios años de crisis vinculada a la parte de la caída petrolera se tocó un fondo y hay cierta recuperación.

Pero en mucho es atribuirle a que la afectación durante varios años ha sido muy fuerte; más que ser un crecimiento económico, probablemente sea un rebote, un efecto del tamaño provocado por la gran afectación que ha existido, expresó.

Chihuahua se recuperó

Chihuahua se colocó como la entidad que tuvo una mayor disminución del ITLP-IS, es decir, en donde el poder adquisitivo del hogar mejoró durante el periodo señalado. Al respecto, el director del IDIC consideró que la fuerte afectación en la precarización de la actividad laboral que tuvo la entidad y su recuperación en los últimos años provocaron que ésta se recuperara económicamente y pudiera generar así mayores empleos con mejores salarios.

[email protected]