Guadalajara, Jal. Tras reiterar que Jalisco cierra filas con el gobierno federal y acata la declaratoria de emergencia nacional por causas de fuerza mayor debido a la pandemia del Covid-19, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez ordenó el cierre de todos los establecimientos no esenciales a partir de las 7 de la noche de este miércoles y por los próximos 30 días.

“Como estas medidas se publicaron a las 7 de la noche, estamos dando un plazo de 24 horas para la puesta en marcha de la supervisión que garantice el cumplimiento de estas medidas”, indicó el Ejecutivo estatal.

Luego de sostener una reunión con dirigentes de los organismos empresariales y sindicales de Jalisco, el mandatario anunció además que cerrarán playas y balnearios para evitar que la población vaya a esos centros vacacionales y propague el coronavirus.

“El llamado a la gente que está pensando en irse a (Puerto) Vallarta o a algún destino turístico es que no vayan, que no cometan el error de pensar que las cosas van a estar como si nada. Vallarta, como un destino muy importante a nivel internacional, va a tener medidas muy fuertes de restricción”, insistió.

Aunque el acuerdo federal no especifica qué autoridad debe vigilar el cumplimiento de la suspensión de actividades no esenciales, el gobierno de Jalisco lo hará con el apoyo de personal de los gobiernos municipales y de la Secretaría del Trabajo.

“Con esto no se está suspendiendo la relación laboral, ojo, las prestaciones quedan a salvo en cualquier escenario y vamos a vigilarlo desde la Secretaría del Trabajo”, puntualizó.

Debido a que hay sectores económicos en los que existe duda de si son esenciales o no, como el caso de la industria tequilera, empresarios y gobierno mantendrán una mesa de análisis permanente para determinarlo.

“La industria tequilera es formalmente una agroindustria; se había anunciado que por tratarse de bebidas alcohólicas, éstas debían dejar de funcionar, pero también se habla en el acuerdo de que las agroindustrias pueden seguir trabajando como actividades esenciales”, explicó Enrique Alfaro.

Señaló que en las próximas horas se definirá el proceder respecto a ese sector junto con el de la construcción y la electrónica ya que algunas líneas de producción en este giro están relacionadas con el sector médico y hospitalario.

Acuerdo

Alfaro Ramírez destacó que se alcanzó un acuerdo con los empresarios locales y dirigentes sindicales de la entidad para sostener la plantilla laboral de Jalisco.

“Para que no se pierdan empleos en nuestro estado, para que los empresarios, en un ejercicio de solidaridad y de responsabilidad y de respeto a nuestra legislación, puedan garantizar que los trabajadores que están con ellos puedan tener su ingreso garantizado”, comentó.

Llamado

La mesa de trabajo permanente entre autoridades estatales y dirigentes empresariales hizo un llamado al gobierno federal para que analice “el cómo sí” ayudar al sector privado a mantener las fuentes de trabajo.

“Un llamado respetuoso al gobierno de la República y al presidente de México para que se reconsidere la postura que se ha tenido respecto al respaldo a la Iniciativa Privada para enfrentar esta circunstancia”, refirió el gobernador.

“Si los empresarios están haciendo todo lo que está a su alcance para cuidar a los trabajadores (...) nos parece que es indispensable que el gobierno de México plantee una ruta de apoyo que sea adecuada”, agregó.

Aunque el acuerdo federal no especifica qué autoridad debe vigilar el cumplimiento de la suspensión de actividades no esenciales, el gobierno de Jalisco lo hará con el apoyo de los municipios y de la Secretaría del Trabajo.

[email protected]