En 25 entidades federativas del país, el ingreso laboral incrementó más que el valor de la canasta alimentaria, por lo que el poder adquisitivo de los hogares mejoró.

En el cuarto trimestre del 2016, el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) se redujo 4.8% a tasa anual a nivel nacional; esto se tradujo en un mayor porcentaje de personas que pudieron adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El ITLP refleja el poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares en relación con la canasta alimentaria. Si el ingreso laboral aumenta más que el valor de la canasta alimentaria, el poder adquisitivo del hogar mejora y el índice tiende a bajar, y viceversa.

Ante este panorama, el coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, Héctor Magaña, destacó que en términos generales esta disminución es buena; sin embargo, tendría que haber un esfuerzo más grande, porque todavía es significativa la cantidad de la población cuyo sueldo percibido por su actividad laboral es insuficiente para satisfacer sus necesidades.

De las 25 entidades que registraron una disminución del ITLP, destacan Nayarit (-12.2%), Baja California (-12.7%), Durango (-13.5%), Chihuahua (-17.5%) y Sinaloa (-19.2 por ciento).

El coordinador del CIEN dijo que la disminución en Sinaloa podría ser a causa del sector agrícola, ya que el año pasado se presentaron producciones significativas que ayudaron al poder de compra que se dedican a estas actividades.

Campeche registra disminución

Pese al entono económico que enfrentan entidades petroleras, Campeche registró una disminución de 5.0% en este índice, es decir, mejoró el poder de compra de los hogares.

Al respecto, el analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, destacó que la entidad ha traído un retroceso prolongado por la caída del precio del petróleo, aunque hay que considerar que Campeche es uno de los estados que tiene mayor poder adquisitivo en cuanto al índice de la tendencia laboral.

BCS, único del norte

Las siete entidades que aumentaron en el ITLP fueron: Baja California Sur (8.5%), Tabasco (8.4%), Oaxaca (3.6%), Querétaro (3.3%), Veracruz (3.2%), San Luis Potosí (2.5%) y Guerrero (1.4%); esto significa que creció a mayor velocidad el valor de la canasta alimentaria que el ingreso laboral.

Héctor Magaña indicó que en entidades del sureste, la población es de las más pobres del país, entonces no es de esperar una tendencia al alza en el índice.

Estos incrementos, agregó, obedecen también en cuestiones de inseguridad y falta de inversión, propias de esta región, y al no contar con inversión, no se pueden generar empleos que permitan satisfacer la demanda laboral de las personas .

Canasta Alimentaria

En el último trimestre del año pasado, el ingreso laboral mensual per cápita deflactado con la canasta alimentaria mostró un incremento anual de 2.0% nacional.

De las 23 entidades que presentaron un ascenso de este indicador, los mayores aumentos se observaron en la Ciudad de México (10.2%), Baja California Sur (8.3%), Chihuahua (7.9%), Yucatán (7.5%) y Nuevo León (7.3 por ciento).

Kristobal Meléndez refirió que entidades como la Ciudad de México y Nuevo León se concentran en el sector de servicios, y este sector ha tenido buen desempeño, normalmente el incremento en sueldos es mayor que la inflación .

En el caso de Yucatán, dijo, es un estado industrial que ha tenido en los últimos meses un buen dinamismo en este sector; sin embargo, hay que considerar que este sector tuvo un pequeño retroceso debido a la incertidumbre en el cambio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las nueve entidades que registraron retroceso en los ingresos por persona fueron Puebla (0.8% anual), Guerrero (1.6%), Hidalgo (2.8%), Oaxaca (3.3%), Veracruz (4.9%), Sinaloa (5.9%), Campeche (7.0%), San Luis Potosí (8.5%) y Tabasco (12.6 por ciento).

Ingreso Laboral

[email protected]