La volatilidad cambiaria del peso frente al dólar, así como la caída de los precios del petróleo tendrán un efecto en el índice de precios hacia los siguientes meses, aseguró Arturo Muñoz Villalobos, presidente del Colegio Queretano de Economistas (CQE).

Sin embargo, consideró que estas situaciones se estabilizarán hacia los próximos dos o tres meses, de tal forma que es posible estimar una inflación de entre 4.3 a 4.5% para Querétaro en este año.

Definitivamente son dos variables de carácter macro que tienen un impacto en el comportamiento de otras, entre ellas el índice de precios , sostuvo. A nivel nacional, la inflación se ubicaría en un promedio similar.

El especialista mencionó que entre los factores que incidirán en el nivel inflacionario durante el primer trimestre del año, se encuentran la eliminación de los llamados gasolinazos mensuales, así como algunos regímenes tributarios que aplicarán en diversos sectores.

Esto, junto con la estabilización de la situación nacional e internacional en los temas cambiario y petrolero, y el avance en la inversión y actividad económica local permitirán que el nivel de precios se mantenga más estable hacia el mediano plazo, pronosticó Muñoz Villalobos.

Ahora (hay un incremento en el tipo de cambio), sobre todo por el cierre de actividades de los procesos fiscales, eso implica que las empresas tengan que cubrir sus compromisos financieros y en algunos casos se encuentran tasados en dólares, e incrementa la demanda de divisas , expuso.

Otro aspecto, agregó, es el movimiento de capitales que se ha visto desestabilizado por la baja en los precios del petróleo.

La inflación acumulada anual en la ciudad de Querétaro y su zona metropolitana fue de 3.89% en diciembre del 2014, mientras que a nivel nacional se ubicó en 4.08 por ciento.

Es un nivel que se mantiene en el promedio estimado para el cierre del año .

Respecto del cierre de la inflación en el 2014, comentó que hubo rubros que tuvieron un aumento superior al promedio general en la entidad, como por ejemplo el de alimentos, bebidas y tabaco, con un incremento de 6.6% local; transporte, con 5.1%, y otros servicios con 4.9 por ciento.

[email protected]