Con el objetivo de generar proyectos intermunicipales que permitan la recuperación del empleo y el crecimiento de las unidades económicas, el Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem) efectuó una alianza con autoridades actuales y presidentes municipales electos de las demarcaciones de la zona oriente de la entidad mexiquense.

El presidente del Concaem, Gilberto Sauza Martínez, explicó que se trata de los ayuntamientos de Amecameca, Chalco, Atlautla, Tepetlixpa, Ozumba y Tenango del Aire, ya que el oriente del Estado de México cuenta con grandes áreas de oportunidad para el desarrollo de proyectos productivos que permitan mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

“Al momento, son más de 150,000 las unidades económicas de todo el estado que están concentradas justo en la zona oriente de la entidad y que tienen potencial para desarrollar proyectos en temas industriales, agrícolas, de prestación de servicios y también en el tema logístico”, puntualizó.

Los trabajos comenzarán con un diagnóstico situacional; por ejemplo, se busca saber cómo se encuentran las unidades económicas de los municipios referidos después de 20 meses de pandemia.

También se quiere saber el potencial y las capacidades que tiene la población de esta zona para convertirse en emprendedores, así como el posible comportamiento que realizarían los empresarios de las demarcaciones ante la llegada de nuevas inversiones y las condiciones reglamentarias con las cuales las nuevas administraciones las recibirían.

El líder empresarial del Estado de México destacó que en los municipios de Ozumba, Ecatzingo y Tepetlixpa hay un gran interés por el desarrollo de proyectos turísticos y artesanales.

A la par, todos estos municipios pretenden potencializar el desarrollo agroindustrial con el que cuentan; se quieren generar cadenas de valor para diversificar el mercado, es decir, no solamente se requiere abastecer al Estado de México, sino a las entidades vecinas como la Ciudad de México, Puebla y Morelos.

Sauza Martínez informó que se quieren crear mejores condiciones de infraestructura que permitan que la población consuma y “crezca en su propia tierra sin tener que desplazarse a la capital del país”.

“Queremos dejar de lado el tema de las vocaciones económicas como una etiqueta que determinaba el impulso o interés que se ponía a un proyecto y apostar a la vinculación efectiva con inversionistas, las facilidades administrativas y el personal capacitado para echarlo a andar”, ahondó el presidente del Concaem.

Protocolos en las cadenas productivas

En su intervención, la diputada local Anais Burgos refirió que dentro del marco de estos nuevos trabajos de coordinación se tiene que establecer el objetivo de generar mayor confianza para los inversionistas. 

Informó que hay cierto temor para invertir en la zona por las condiciones del volcán Popocatépetl.

Por ello, puntualizó, que tanto Iniciativa Privada como autoridades y población deben destacar que hay seguridad, protocolos y territorio disponible para la instalación de empresas, así como el desarrollo de cadenas de valor.

“Se trata de hacer un círculo de desarrollo, no podemos dejarlo todo a la autoridad”, agregó.

estados@eleconomista.mx