Debido a que la contingencia sanitaria afectará los ingresos de los guerrerenses y el presupuesto público por la disminución de la actividad turística, el comercio y la llegada de las remesas de los paisanos radicados en Estados Unidos, el gobernador Héctor Astudillo Flores presentó el Plan Económico para la Contingencia Covid-19, el cual incluye 10 medidas económicas consultadas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

A través de un mensaje en redes sociales, el Ejecutivo estatal explicó que el objetivo es ajustar el presupuesto para enfrentar esta crisis; proteger el empleo, el ingreso y la economía familiar, mediante estímulos a las empresas, apoyos alimentarios y la ejecución de un programa para atender contingencias.

Entre las medidas propuestas destacan un estímulo de 50% durante marzo y abril al Impuesto sobre Remuneraciones (2%), la prórroga para la presentación de declaraciones mensuales, un estímulo de 100% al Impuesto sobre Hospedaje (3%), la suspensión del inicio de las auditorías al sector económico estatal.

Así como la ampliación hasta el 30 de junio de la vigencia de los Estímulos Fiscales al Impuesto sobre Tenencia de Derechos de Control Vehicular del Servicio Particular y Público de Transporte.

Se va a disponer de 60 millones de pesos para créditos blandos en apoyo a las mipymes a través de Nafin y la banca comercial.

También incluye la creación el Programa para Apoyo Alimentario, por lo que de manera inmediata su gobierno adquirirá 1,000 toneladas de maíz como apoyo para estabilizar el precio de la tortilla.

Se instalará el Comité Estatal para la Vigilancia del Abasto Oportuno y el no incremento de precios de los productos de la canasta básica.

Astudillo Flores indicó que, con ajustes al presupuesto del estado, se ha creado un fondo de 200 millones de pesos, que tiene el propósito de atender las emergencias del Covid-19.

Recordó que para atender esta contingencia, desde el 17 de marzo instaló en Sesión Permanente el Consejo Estatal de Salud, mediante el cual se da seguimiento y se informa oportunamente a la población, además de la difusión de las acciones y brindar la atención médica adecuada.

Destacó que la ocupación hotelera en la entidad disminuyó el fin de semana en 82% y entre semana a 90%, la más baja de los últimos siete años.

estados@eleconomista.mx