Gobernadores de Acción Nacional reiteraron a la Federación la propuesta de generar un nuevo pacto fiscal que traspase las disposiciones de la Ley de Coordinación Fiscal, para ajustar las fórmulas de distribución de recursos hacia las entidades federativas.

Durante el fin de semana, en Dolores Hidalgo, Guanajuato, se reunieron los mandatarios emanados del blanquiazul, donde reiteraron el planteamiento a la Federación para dar pie a una nueva redistribución fiscal para los estados, expuso el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, tras referir que la distribución actual es inequitativa.

En el pronunciamiento conjunto, los integrantes de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) propusieron un Acuerdo en Defensa de la Libertad, la Democracia y el Federalismo, “el cual significa libertad para gobernar desde lo local, con soberanía política y suficiencia económica, mediante un nuevo pacto fiscal en el que los estados cuenten con los recursos que en justicia nos corresponden, no sólo mediante la actual fórmula de la Ley de Coordinación Fiscal, a todas luces vetusta, inequitativa e injusta”.

Destacaron que es necesario evitar que la crisis sanitaria y económica de la pandemia se transite a una emergencia humanitaria, donde se genere una emergencia de violencia y la ingobernabilidad; por tanto, hicieron un llamado para evocar a la unidad. Prevén que la pandemia derive en más de 10 millones de mexicanos en condiciones de pobreza y 12 millones de personas que han perdido su fuente de ingresos.

Sin recursos

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, destacó que el estado no ha recibido recursos de la Federación para atender la pandemia por Covid-19.

“En Querétaro tenemos finanzas sanas, no tenemos deuda; aún al no tener un sólo peso del apoyo de la Federación para enfrentar esta pandemia del Covid- 19 hemos invertido en el bienestar de la salud de las y los queretanos, no vamos a bajar la guardia, esto no es un gasto, es una inversión en infraestructura, en equipos y en salvar vidas en esta pandemia que este movimiento todos los estados del país”, declaró.

El mandatario de Aguascalientes, Martín Orozco, reiteró que los estados no han recibido recursos federales que vayan destinados a la atención de la emergencia sanitaria.

“La problemática es que ninguno de los estados hemos recibido para salud ni mucho menos para la reactivación económica”, agregó.

En este contexto, se plantean estrategias como la apertura económica de los estados sobre cómo reconstruir la economía de todo el país en cada uno de los sectores necesarios para frenar la caída del Producto Interno Bruto y del empleo.

El Ejecutivo de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, indicó que es necesario generar sinergias y replicar mejores prácticas para atender la crisis sanitaria y económica, lo cual, dijo, surge ante la falta de una convocatoria del gobierno federal.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, destacó que referente al proceso de reactivación económica, la atracción de capitales será una de las estrategias a seguir. En relación con el acuerdo de confiabilidad de la Secretaría de Energía, manifestó que este punto pone en riesgo inversiones en el sector de energías renovables.

Además de exhortar a la Federación para que rectifique el acuerdo, agregó que desde el estado se implementarán controversias constitucionales.

“Hoy han cambiado las políticas públicas en materia de generación de energía, poniendo en riesgo a miles de millones de dólares existentes y que estaban en proceso de construcción, no sólo hemos exhortado a la Federación a que rectifique sino que nos hemos dado a la tarea de implementar medidas legales”, puntualizó.

En Tamaulipas se presentará un impuesto para las empresas que contaminen con CO2, por lo que ejemplificó que en este precepto estaría la Comisión Federal de Electricidad, “que está contaminando y generando problemas de salud pública. A las empresas que usen combustóleo para la generación de energía y con ello darle prioridad a las energías alternativas”.

Acuerdo

El gobernador de Quintan Roo, Carlos Joaquín González, abundó que en torno a la pandemia, será fundamental impulsar el trabajo regional entre los estados, en busca de estrategias para la reactivación económica.

Mientras el mandatario de Durango, José Rosas Aispuro, manifestó que el semáforo epidemiológico de la Federación no ha sido un instrumento que ayude a tomar mejores decisiones, por lo que instó a que se consideren las realidades que vive cada estado.

estados@eleconomista.mx