Monterrey, NL. Para Nuevo León, si se elimina el fideicomiso para promover el acceso al financiamiento de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y emprendedores se limitará el surgimiento y apoyo para este sector, comentó Héctor Magaña Rodríguez, coordinador de Análisis e Investigación del Tecnológico de Monterrey.

Lo anterior, explicó, se debe a que inhibe “su incorporación a las cadenas de producción de las empresas más industrializadas del estado y con ello, lograr mayores beneficios para los integrantes de la economía estatal”.

En Nuevo León hay 132,247 microempresas, 11,999 pequeñas, 3,267 medianas y 1,022 grandes firmas.

Con el Covid-19, el principal problema para las microempresas ha sido el acceso al financiamiento, situación que se agrava provocando la pérdida de empleos, retraso de inversiones y cierre de empresas, indicó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León.

Para Héctor Magaña la mayor afectación para los estados si se eliminan los 109 fondos y fideicomisos, es el recurso destinado a los Centros Públicos de Investigación y los del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Esta situación, acotó, obligará a las entidades a buscar otra manera de financiar los proyectos de investigación, en caso de que los recursos asignados se vean reducidos.

“El fondo más importante para la Secretaría de Economía y Trabajo de Nuevo León es el del fideicomiso Fomix, que era conducido por el gobierno del estado y Conacyt”, comentó Roy Luka Lavcevic, subsecretario de Competitividad.

Al mes de junio se contaba con 35 fondos mixtos, de los cuales 32 eran estatales y 3 municipales. En cifras acumuladas del 2001 al 2020, la aportación total a estos fondos fue de 14,410 millones de pesos, con 5,890 proyectos aprobados. En el caso de Nuevo León las aportaciones a fondos mixtos fueron de 1,259 millones, con 264 proyectos, de acuerdo con la información del gobierno federal y Conacyt.

estados@eleconomista.mx