Este año la economía de Querétaro mantendrá un ritmo de crecimiento positivo, con la misma tendencia que el 2014, aunque están latentes factores negativos como la depreciación del peso frente al dólar y la baja en el precio del petróleo, que podrían empañar las expectativas económicas, pronosticó el Colegio Queretano de Economistas (CQE) a través de su presidente, Arturo Muñoz Villalobos.

Hacia el cierre del 2014, el Colegio estimó un crecimiento de entre 4 y 4.5% en la actividad económica del estado; a unos días de iniciado el 2015, la proyección se mantiene con una tendencia favorable.

Algo importante de destacar es que el nivel de crecimiento se sigue manteniendo de manera positiva. En el Colegio de Economistas hemos estimado que el cierre (del 2014) puede ser entre 4.3 y 4.5% , dijo el economista.

Planteó que los porcentajes en cuestión no desacreditan la meta del gobierno estatal, situada entre 4.7 y 5%, dado que el estado conserva tendencias positivas en empleo, inversión y paz social, elementos que abonan a un escenario económico favorable .

Vocación

Muñoz Villalobos expuso que la vocación de manufactura automotriz continúa impulsando el crecimiento de la economía estatal.

El presidente del CQE manifestó que la diversificación de la manufactura hacia ramas de la actividad económica con un mayor valor agregado, como es el caso de la industria aeronáutica y de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, ha abonado a la configuración de un escenario positivo para la dinámica económica de la entidad.

Una consecuencia de esta diversificación se está viendo reflejada en los niveles de ingreso de las personas que se están ocupando en estas ramas , explicó.

Factores externos

No obstante, factores como la caída del peso y el precio del petróleo podían empañar las expectativas de crecimiento que se tienen no sólo en el estado sino en el país, reconoció el especialista.

Son factores externos que esperemos que en el corto y mediano plazo se logren equilibrar; primero el mercado del petróleo y en consecuencia, el mercado cambiario (...), lo que puede suceder es que el dinamismo tenga una reducción, pero va a depender de cómo se comporten las principales variables en el primer trimestre del año , dijo.

Las autoridades, indicó, deberán implementar políticas y estrategias que garanticen estabilidad en el mercado interno.

Ante este panorama, el sector empresarial deberá buscar mecanismos para amortiguar el incremento que se ha registrado en el precio de las gasolinas a nivel nacional, aseveró.

Las empresas, sostuvo, enfrentan el reto de ser mucho más eficientes en sus procesos, para lograr una estabilidad en los precios y que ello no afecte de forma drástica el bolsillo de la ciudadanía.

Cuando hablamos de eficiencia, tiene mucho que ver el mecanismo para poder contrarrestar el incremento de los costos; no se trata de que ante el incremento del costo haya siempre una subida de precios, porque el riesgo que se corre es que se caiga la demanda , advirtió.

lourdes.duran@eleconomista.mx