Estimular el mercado interno e incentivar a las empresas instaladas son las estrategias a las que podría recurrir el estado para que el sector productivo haga frente al panorama económico actual, aclaró el presidente del Colegio Queretano de Economistas (CQE), Arturo Muñoz Villalobos.

A esta alternativa se añade el impulso a la diversificación económica del estado, a través de industrias clave como la aeronáutica, las Tecnologías de la Información y Comunicaciones y la biotecnología.

Además, el fomento al emprendimiento se aprecia como una opción a reforzar para impulsar el crecimiento de la economía local.

Se trata de medidas que tienen que ver con seguir incentivando el mercado interno; por otra parte algunos incentivos que permitirán que las empresas atemperar en escenarios tan complejos, principalmente empresas de menor tamaño, de seguir promoviendo emprendedores, de seguir diversificando las actividades , recomendó.

Panorama exterior

Con respecto a la incertidumbre que han generado las declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en cuanto a evitar el establecimiento de firmas norteamericanas en México, aunó que hasta el momento estas posturas han generado especulación en los mercados, sin ser actualmente una política pública implementada por el país vecino.

Habría que analizar con mayor detenimiento el impacto, por la manera en que está presionando con ciertos mensajes, porque no han sido hechos de política instrumentada por el gobierno de Estados Unidos, únicamente ha generado especulación para tener un impacto especulativo en los mercados. El caso particular de Ford presionó tanto a esta empresa que se vio obligada a anunciar públicamente que retiraba su proyecto de inversión de esta planta , añadió.

Ante este escenario, consideró que el impacto para el estado podría ser menor debido a que no hay proyectos de las Fabricantes de Equipo Original, como es el caso de Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes, sino Querétaro destaca como proveedor para la industria automotriz, un eslabón de la economía local que hasta el momento no ha reportado una desaceleración en su ritmo de productividad.

viviana.estrella@eleconomista.mx